Las Provincias

Enfermos de ELA piden al Consell que agilice las ayudas en dependencia

Francisco Luzón y Carmen Montón, en la firma del convenio. :: i. m.
Francisco Luzón y Carmen Montón, en la firma del convenio. :: i. m.
  • Los afectados instan a la conselleria a que ponga en marcha una línea de valoraciones urgentes para los casos de mayor gravedad

La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) es una grave enfermedad degenerativa que suele avanzar de una forma muy rápida y que, de media, limita a unos cinco años la esperanza de vida de aquellas personas que la padecen. Esta situación hace que los actuales retrasos a la hora de valorar a los dependientes para que reciban las prestaciones previstas en la normativa sean, si cabe, todavía más graves para este colectivo, por lo que reclaman que se acelere todo el proceso.

Al respecto, desde la asociación valenciana de enfermos de ELA (Adela) explicaron que, en poco tiempo, esta enfermedad puede empeorar mucho, por lo que las valoraciones deben ser mucho más ágiles por el propio proceso evolutivo, y así se lo han trasladado a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas. Sin embargo, este proceso llega a demorarse más de un año, por lo que la situación del enfermo, en ese tiempo, suele variar e, incluso, se dan casos en los que el solicitante ya ha fallecido en el momento de empezar a recibir la ayuda prevista en la ley de dependencia.

En esta línea, Bárbara Chiralt, trabajadora social de Adela, añadió que también se ha propuesto que se cree una línea de valoraciones urgentes para estos casos. «Nos han contestado que en unos dos meses nos plantearán posibles soluciones», añadió. «Aún así», destacó esta portavoz, «si se quiere dar una asistencia total, las ayudas de dependencia son insuficientes y se quedan cojas para enfermos de ELA». Pese a ello, resaltó que, en los últimos tiempos, «sí se ha notado una mejoría» en los procesos y «los casos que llevaban más tiempo esperando se han resuelto en los últimos meses».

Asimismo, Chiralt también puso el acento en la necesidad de crear centros específicos para enfermos gravemente afectados que, por su estado, no tienen posibilidad de ingresar en residencias y son derivados a hospitales de crónicos y de enfermos terminales, «que no son espacios adecuados para vivir».

Por otra parte, la Fundación Francisco Luzón y el Consell firmaron el miércoles un convenio de colaboración para mejorar la atención que reciben estos enfermos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate