Las Provincias

La admisión de alumnos en la Comunitat Valenciana llega con cambios en la baremación para lograr plaza

Una niña acude a su primer día de clase. :: afp
Una niña acude a su primer día de clase. :: afp
  • Los hijos no nacidos dejarán de contar para conseguir los puntos por renta o por ser familia numerosa

El próximo lunes empieza la admisión para 44.000 niños de dos y tres años, los que optarán al primer curso del segundo ciclo de Infantil -edad habitual de entrada al colegio- y los de las nuevas aulas experimentales de los colegios públicos. El proceso llega con un par de novedades: las modificaciones legales que tienen efectos en el ámbito de la enseñanza, lo que varía la forma de calcular los puntos en algunos casos, y el nuevo modelo lingüístico, que pone punto final al sistema de doble línea.

El primer cambio deriva de la derogación de la Ley de Protección a la Maternidad aprobada en 2009 por el PP, que establecía unas prerrogativas para las mujeres embarazadas que desaparecerán en este proceso. En la práctica supondrá que el hijo no nacido ya no influirá a la hora de sumar el punto de renta, para alcanzar la condición de familia numerosa y ya con el Consell del Botánico para la de familia monoparental.

Hay que recordar que si un centro tiene menos plazas libres que solicitudes de admisión se activa la baremación para asignarlas, de manera que se ordenan las peticiones atendiendo a los puntos que se consiguen en función de varios criterios: la proximidad del domicilio, la existencia de hermanos en el centro o situaciones de discapacidad, de familia numerosa o monoparental, de vinculación laboral con el colegio (trabajadores) o de renta.

Este último, que otorga dos puntos, se calcula dividiendo los ingresos de la unidad familiar (extraídos de la declaración de 2015) entre el número de miembros. Si el resultado es igual o inferior a dos veces el valor del Iprem (Indicador de Renta de Efectos Múltiples) se consiguen. Con el hijo no nacido, al computar este en la división, se facilitaba su obtención. Es decir, era más probable quedarse por debajo del límite si se contaban cinco personas de la familia (incluyendo al futuro hijo) que si se calculaba con cuatro.

Lo mismo sucedía con la condición de familia numerosa o monoparental, pues un embarazo podía servir para beneficiarse de los tres puntos (en el caso de las generales) o de los cinco (especiales).

Aunque las normativas de la admisión sí contemplan al no nacido como miembro de la unidad familias, pues se aprobaron cuando estaba en vigor la citada ley de 2009, la conselleria ya avisa en su página web de que desaparece esta consideración tras la derogación, aprobada en marzo en Les Corts.

Una de las entidades que se opuso fue la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia (Fcapa). «Se ha hecho con dos objetivos: uno ideológico, para retirar todo lo que tenga que ver con la protección de la vida y de la familia, y para interferir en los procesos de admisión, pues servía para resolver situaciones como empates a favor de la familia que esperaba un hijo, era apoyar la maternidad», dijo Vicente Morro, el presidente.

Los padres tienen hasta el día 29 para presentar la solicitud de admisión -sólo una- en el centro de la primera opción. Otra de las novedades es que en los tres cursos de Infantil se aplicará el nuevo modelo lingüístico, que tiene seis modalidades en función del peso de las lenguas oficiales. Y al desaparecer la doble línea ya no convivirán en el mismo colegio grupos que se formen en valenciano con otros que lo hagan en castellano. Todos los niños tendrán un único modelo.

Zonas de influencia

Otro factor a tener en cuenta son las áreas de influencia y los coles incluidos en estas, pues la proximidad es un criterio determinante en caso de baremación. Durante meses la web de la conselleria informaba de la división en los municipios susceptibles de zonificarse, si bien hasta ayer no figuraba esta información, que debía ser definitiva el día 2 como tarde. Fuentes del departamento explicaron que sí se oficializó en tiempo y forma, si bien deben ser los ayuntamientos los que informen de las áreas existentes. En el caso de Valencia en la web no hay referencia alguna a la división zonal de cara al 2017-2018, pero sí de la actual (2016-2017), que se mantiene.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate