Las Provincias
Paco Sanz, con la policía ante su casa tras su arresto. :: juan j. monzó
Paco Sanz, con la policía ante su casa tras su arresto. :: juan j. monzó

Paco Sanz tilda su caso de «telenovela» pero no aclara si estafó 250.000 euros

  • El hombre de los 2.000 tumores cambia de abogado tras renunciar el anterior a defenderlo y ayer acudió a firmar a un juzgado de Valencia

Paco Sanz, el bautizado como hombre de los 2.000 tumores e investigado judicialmente por una presunta estafa que rondaría los 250.00 euros, ha reaparecido. A nivel judicial y a nivel físico. El vecino de la Pobla de Vallbona fue visto ayer en la Ciudad de Justicia tras acudir a firmar a un juzgado de Valencia, en el que tiene obligación de comparecer periódicamente desde que fue puesto en libertad provisional con causa penal abierta. El investigado no quiso hacer ninguna declaración, como tampoco lo hizo sobre las acusaciones que pesan sobre su cabeza en un escrito presentado al juzgado de Madrid que lleva su caso.

El documento lo presentó el nuevo letrado de Paco Sanz, después de que su anterior abogado decidiera renunciar a seguir llevando su defensa, tal y como confirmaron fuentes jurídicas. En el escrito presentado ante el juzgado de instrucción número 53 de Madrid, Paco Sanz califica de «telenovela» las informaciones publicadas por los medios de comunicación, en los que se desgrana cómo el investigado pedía donativos para luego presuntamente no emplear el dinero en el tratamiento de su enfermedad o las burlas que acompañaba a los vídeos que emitía en internet para pedir ayuda.

El documento judicial no hace sin embargo comentario alguno acerca de los 250.000 euros supuestamente estafados, de las cientos de personas engañadas o del destino dado a los miles de euros donados y de los que la Policía Nacional apenas halló unos 3.000 en la veintena larga de cuentas detectadas al investigado.

Imponer multas

En lo único que insiste el hombre de los 2.000 tumores es que la publicación en los medios de comunicación de imágenes e informaciones de su vida busca «generar un estado de opinión adverso a mi defendido», como sostiene el letrado en el escrito. El documento puesto en conocimiento del juzgado califica de «linchamiento público, perfectamente orquestado», la publicación de reportajes en prensa y televisión sobre Paco Sanz.

El investigado reitera en tildar de «gran circo mediático» la información difundida por los medios de comunicación y pide al juzgado que se protejan sus derechos «a la intimidad, honor y propia imagen». El escrito pide al instructor que considere «el hecho de facilitar, filtrar o transmitir datos relativos a Francisco Sanz González de Martos, relativos a los autos sujetos a secreto de sumario procesal, una vulneración de la obligación de secreto de funcionario exigible a toda persona o entidad relacionada con un procedimiento judicial».

El letrado exige que incluso se impongan multas a quienes faciliten información, pese a la exhibición de su vida privada que llevó a cabo en redes sociales e internet Paco Sanz antes de ser detenido.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate