Las Provincias

Educación no valorará la excelencia académica en los nuevos premios para colegios de la Comunitat Valenciana

Una de las últimas entregas de los Premios Extraordinarios de Primaria, ya con el equipo de Marzà. :: gva
Una de las últimas entregas de los Premios Extraordinarios de Primaria, ya con el equipo de Marzà. :: gva
  • La conselleria también elimina los galardones a los mejores alumnos de Primaria que se entregaban desde 2010

La Conselleria de Educación tiene previsto crear un sistema para reconocer las buenas prácticas que desarrollen los centros que servirá para cambiar el ideado por el PP, centrado en aspectos de gestión, si bien no medirá parámetros como el rendimiento académico de los alumnos, ya sea en términos de excelencia o de mejora respecto a objetivos previos. En otras palabras, no se valorará el desempeño de los estudiantes, ya sea por sus mejores expedientes o, teniendo en cuenta los contextos socioculturales, por los avances conseguidos.

Incluso de la redacción del borrador de la orden que lo regulará se desprende que tampoco tendrán cabida las acciones que hayan servido para reducir el fracaso o el abandono escolar. Además, la normativa que se proyecta incluye la derogación expresa de los Premios Extraordinarios de Primaria, creados para reconocer el trabajo de los jóvenes con las mejores notas de cada curso, implantados por los populares en el curso 2009-2010 y que quedaban reflejados en el expediente.

Los nuevos reconocimientos serán valorados por una comisión al finalizar cada ejercicio, y en principio se tendrá en cuenta a todos los centros sostenidos con fondos públicos. Se considerarán escuelas de referencia en buenas prácticas aquellas «que una vez alcanzados unos mínimos en los ámbitos siguientes hayan trabajado de manera destacada en al menos uno de estos: educación inclusiva, por la igualdad y convivencia, educación plurilingüe e intercultural, por la salud, para el desarrollo sostenible y en gestión y organización». En la valoración de la administración también se tendrán en cuenta el contexto de las escuelas o los recursos disponibles.

Durante la negociación del borrador -la orden aún no es oficial- el sindicato Fsie, mayoritario en la educación privada y concertada, planteó la opción de incluir más ámbitos a medir como la prevención del fracaso escolar, la educación cívica y constitucional, experiencias en nuevas tecnologías o la excelencia. Respecto a los relacionados con el desempeño académico, fuentes de la organización señalaron que sería factible valorarlos teniendo en cuenta la realidad sociocultural. Es decir, mitigando la posible ventaja de aquellos centros con niveles más altos.

La organización también pidió mantener los premios extraordinarios para los alumnos, que en la última edición celebrada en octubre reconocieron el esfuerzo de 1.077 estudiantes que terminaron la etapa con una media de diez en su expediente. Fsie argumentó que además del «estímulo para que prosigan con éxito sus estudios» suponía «un reconocimiento tácito a la labor de su familia y de toda la comunidad educativa del centro».

Las mismas fuentes señalaron que Educación rechazó estas peticiones al considerar que podía existir ventaja de partida en función del contexto social y cultural y que se abogaba por un reconocimiento de la práctica educativa, con la idea de replicarla en otras escuelas, más que de los méritos individuales.

El borrador también deroga la Red de Centros de Calidad implantada por el PP, que contaba con más de 400 escuelas distinguidas por las mejoras implantadas fundamentalmente en el ámbito de la gestión. Eso sí, en la primera resolución del nuevo sistema, aquellos que alcanzaron el nivel II o III tendrán directamente el reconocimiento en el ámbito de la gestión durante tres años. Además, el documento deja claro que las distinciones no pueden servir para elaborar rankings.

En cuanto a la Red de Centros Plurilingües, que reconocía a los colegios que habían avanzado en la docencia en lengua extranjera con más recursos y un sello distintivo, fue tumbada con el decreto que establece el nuevo modelo lingüístico.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate