Las Provincias
Este es el material donado por Amancio Ortega a los hospitales valencianos contra el cáncer

Los hospitales valencianos en los que Amancio Ortega ha donado tecnología para luchar contra el cáncer

  • La aportación permitirá adquirir varios TAC, mamógrafos digitales, equipos de resonancia y aceleradores lineales para toda la red hospitalaria

La Fundación Amancio Ortega ha donado 30 millones de euros a la Generalitat destinados a la adquisición de tecnología para el tratamiento del cáncer. La aportación económica de esta fundación en virtud del protocolo suscrito con el Consell permitirá que los equipos de que ya disponen los centros sanitarios se vean incrementados con nuevos recursos tecnológicos.

El Hospital Clínico de Valencia podrá disponer de un PET-TAC y ocho TAC destinados al Arnau de Vilanova, Lluís Alcanys de Xàtiva, así como para los centros de Orihuela, General de Elche, La Plana, Ontinyent, Sagunto y General de Valencia, como detalló el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y como se puede ver en el gráfico. Se sumarán 15 mamógrafos digitales para la red de hospitales. Se adquirirán siete equipos de resonancia magnética que «permitirán acabar con los problemas que tenían algunos departamentos como Vinaròs o Requena». También adquirirán ocho aceleradores lineales para San Juan de Alicante, General de Elche, General de Valencia, Clínico, La Fe y Provincial de Castellón.

El presidente del Consell, Ximo Puig, firmó el convenio con la vicepresidenta de la Fundación Amancio Ortega, Flora Pérez, en el marco de la donación de 320 millones por parte de esta fundación a todas las comunidades autónomas para la compra o renovación de equipos. Puig habló de «un día grande» y calificó de «muy relevante» la donación porque permitirá dar «un salto cualitativo» en la atención oncológica. A su juicio la aportación económica es «un ejemplo claro y evidente del compromiso social».

También intervino la doctora Ana Lluch, referente en cáncer de mama. La especialista agradeció la donación que va a marcar «un antes y un después de la medicina pública, sobre todo en el ámbito de la oncología» y más tras los años de «restricciones presupuestarias». Resaltó el valor del mecenazgo para cubrir de «forma complementaria» donde hay dificultades para llegar al nivel deseado tras señalar que son los poderes públicos «los primeros y principales responsables de unos presupuestos en los que deben primar los servicios públicos».

El director de la fundación, Óscar Ortega, transmitió el «agradecimiento personal» de Amancio Ortega por el «sincero espíritu de colaboración» de la Comunitat y se mostró satisfecho de «contribuir a que la sanidad pública pueda acelerar su modernización en un ámbito que afecta directa o indirectamente a un elevado número de ciudadanos».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate