Las Provincias

La designación de la actual gerente del Hospital La Fe llega a juicio

valencia. La designación de la exsenadora catalana del PSC Mónica Almiñana como gerente del Hospital La Fe llega hoy a juicio, tal como confirmó ayer la letrada Carmen Blanco en representación de la doctora Mayte Lázaro, quien también optó a la gerencia del centro sanitario y recurrió el nombramiento de Almiñana. La letrada señaló que han «citado como testigos al director general de Recursos Humanos y al presidente de la comisión de valoración».

El asunto arrancó en diciembre de 2015, cuando la doctora Lázaro interpuso recurso contencioso administrativo. Como consecuencia de ello, y tal como en su momento relató la letrada, se solicitó el expediente a la Conselleria de Sanidad y en mayo de 2016 el departamento que dirige la consellera Carmen Montón acusó recibo de la notificación en la que se le solicitaba ese documento. El pasado enero la abogada de Lázaro denunció que aún no contaban con el expediente.

Esta circunstancia llevó a que el juzgado de lo Contencioso Administrativo número 8 de Valencia apercibiera al departamento del Consell a remitir ese documento. De no hacerlo, la diligencia de ordenación señalaba que el juez podría imponer una multa a la autoridad o el empleado responsable.

Esa diligencia también disponía que la recurrente, dada la materia, tenía que formalizar el recurso mediante demanda. De ahí se derivó el juicio señalado para hoy, conforme al relato de la letrada.

Almiñana se hizo cargo de la gerencia de La Fe acompañada de la polémica. El origen de la controversia se encontraba en el hecho de que la consellera de Sanidad, Carmen Montón, diera a conocer el nombre de la persona que ocuparía el puesto antes de la convocatoria pública. En ese momento, septiembre de 2015, saltaron las críticas del PP y Ciudadanos. También hubo reacción de los médicos valencianos.