Las Provincias

Lo Rat Penat usará 'Valéncia' y critica la «forma catalana»

  • Lo Rat Penat manifestó que 'Valéncia', con tilde cerrada, es la «única forma que respeta la tradición»

valencia. Lo Rat Penat lamentó ayer la «oficialización de la forma catalana 'València' para el nombre de la ciudad» y reivindicó el uso de la forma valenciana 'Valéncia'. En un comunicado aseguraron que «los intereses políticos hayan prevalecido, una vez más, sobre los argumentos puramente lingüísticos».

La junta de gobierno reiteró su apoyo al informe técnico emitido en su día por la Sección de Llengua de la Real Acadèmia de Cultura Valenciana, en el sentido de que es competencia de «las instituciones valencianas tomar autónomamente sus decisiones, sin necesidad de someterse a instituciones o entidades no valencianas».

En opinión de Lo Rat Penat, el hecho de que «otras lenguas o territorios sigan, desde sus principios y lícitamente, otros criterios, no es motivo suficiente para coartar la libertad e independencia de los valencianos a la hora de ordenar y decidir el nombre de nuestros territorios según nuestra realidad e historia. Y más todavía si cabe, con el topónimo que da nombre a nuestro territorio y a nuestra capital, por su simbolismo para todos».

Por esto añaden que todas las «autoridades lingüísticas de diferentes tendencias reconocen que el topónimo 'Valéncia' se pronuncia con 'e' cerrada, como hacen la Acadèmia Valenciana de la Llengua y la Real Acadèmia de Cultura Valenciana»

Indican que es «inexplicable que si existe este consenso a la hora de reconocer su fonética, algunos pretendan adoptar una ortografía que refleja la pronunciación catalana del topónimo, sometiendo la fonética valenciana a la ortografía catalana». Lo Rat Penat manifestó que 'Valéncia', con tilde cerrada, es la «única forma que respeta la tradición».

Por ese motivo, anunció que continuarán utilizando la forma 'Valéncia' en toda su documentación, publicaciones i comunicaciones, para invitar a las instituciones, empresas, asociaciones culturales, cívicas y festivas, a hacer lo mismo, hasta que en un futuro que «esperamos próximo, la fuerza de la razón y de la valencianidad consiga verse reconocida oficialmente».