Las Provincias
Casas Federal de las Dominicas en Torrent. :: irene marsilla
Casas Federal de las Dominicas en Torrent. :: irene marsilla

Las monjas de Torrent reniegan de Sor Lucía Caram por decir que María no era virgen

  • Las dominicas se desmarcan de la mediática religiosa por «ridiculizar la fe católica» al afirmar que José y la madre de Jesús tenían relaciones sexuales

«María estaba enamorada de José y ambos eran una pareja normal. Y lo normal es tener sexo». Esta fue la frase de la mediática monja Sor Lucía Caram en un programa de televisión que ha desatado una auténtica tempestad entre los católicos y autoridades eclesiásticas. Y el epicentro de la conmoción toca muy de cerca a la Comunitat. Desde Torrent, sede de la Casa Federal de las dominicas de España, orden a la que pertenece la polémica religiosa, lanzaron ayer un comunicado en el que afirman «respetar y querer» a Sor Lucía pero se desmarcan de ella.

«No nos identificamos con sus declaraciones y estimamos que no es compatible su condición de dominica contemplativa con su actividad en los medios de comunicación social, especialmente en aquellos en los que se niegan y ridiculizan las verdades más sagradas de nuestra fe católica», señala en su escrito la congregación en nombre de sus monasterios en España, Argentina y Chile.

Sexo y masturbación

Las declaraciones de Caram se produjeron durante una entrevista en el programa de Cuatro 'Chester in love', que presenta Risto Mejide, y que tuvo un elevado contenido sexual en buena parte de su desarrollo. La dominica subrayó el sexo como «una forma de expresar también los sentimientos y el amor» y lamentó la concepción de la Iglesia del sexo como algo «sucio y oculto».

Caram negó haber mantenido nunca relaciones sexuales (antes de su condición de religiosa) ni haberse masturbado, como sostuvo ante otros interrogantes del controvertido comunicador.

Sus palabras han motivado también la respuesta del Obispado de Vic, municipio en el que se encuentra el convento en que reside la monja, al criticar que las palabras de Sor Lucía «no se ajustan a la fe de la Iglesia». Los representante eclesiales también lamentan «la confusión que se haya podido generar entre los fieles», en un comunicado que fue difundido también en Twitter por José María Gil Tamayo, secretario general de la Conferencia Episcopal. «María siempre fue virgen y que esta verdad de fe fue recogida y proclamada por el Concilio II de Constantinopla», señala el Obispado.

La religiosa ha emitido un comunicado pidiendo disculpas «si alguien se sintió ofendido», aunque aseguro que sus palabras han tenido una «lectura fragmentada, ideológica y perversa». Caram critica que la manipulación ha surgido de «algunos martillos de herejes, sedientos de venganza y animados por el odio, cuya lectura ha llenado de calumnias, amenazas serias, incluso a mi vida, en diversos medios».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate