Las Provincias

Un juez multará a Sanidad si no informa ya de la elección de la gerente de La Fe

Fachada del Hospital La Fe de Valencia. :: Jesús Signes
Fachada del Hospital La Fe de Valencia. :: Jesús Signes
  • El juzgado requiere a la conselleria el envío del expediente esperado desde mayo sobre el nombramiento de la exsenadora catalana del PSC Mónica Almiñana

La Conselleria de Sanidad se enfrenta a una posible sanción si no remite al juzgado el expediente que hace referencia a la designación de Mónica Almiñana como gerente del Hospital La Fe. El juzgado de lo Contencioso Administrativo número 8 de Valencia ha apercibido al departamento del Consell a que remita ese documento. De no hacerlo, la diligencia de ordenación del juzgado señala que el juez podrá imponer una multa a la autoridad o el empleado responsable.

En el caso de que se aplique la sanción, esta puede ser desde 300,51 hasta de 1.202 euros y se reiterará cada 20 días, hasta que se cumpla el requerimiento realizado. Desde el departamento autonómico señalaron a LAS PROVINCIAS que todavía «se está en plazo para remitirlo» y aclararon que se encuentra en estudio. La diligencia de ordenación señala a la conselleria un periodo de 10 días para trasladar el mencionado expediente.

La circunstancia judicial a la que en estos momentos se enfrenta la Conselleria de Sanidad tiene su origen en diciembre de 2015. Fue entonces cuando la doctora Mayte Lázaro, que también optó al puesto de gerente, interpuso recurso contencioso administrativo contra la designación de Almiñana, según recuerda la abogada de la recurrente, Carmen Blanco Picó. Desde entonces ya ha transcurrido un año y, como apunta la letrada, Sanidad no ha remitido el expediente, pese a que en mayo de 2016 el departamento que dirige la consellera Carmen Montón acusó recibo de la notificación en la que se le solicitaba que remitiera ese documento al juzgado. Cuando han pasado meses desde esa fecha, «aún no tenemos el expediente», como reitera la representante de Mayte Lázaro.

La diligencia de ordenación también dispone que la recurrente, dada la materia, tiene que formalizar el recurso mediante demanda, hecho que lleva a la representante de la doctora Mayte Lázaro a señalar que «el juicio es en marzo».

Dada la fecha del señalamiento, consideran que les queda poco tiempo y han decidido recurrir la diligencia de ordenación. Las razones que les han conducido a ello se encuentran en que al no disponer del expediente, la demanda no «está suficientemente motivada», según el criterio de la abogada.

Mónica Almiñana, exsenadora catalana del PSC, se hizo cargo de la gerencia del centro sanitario de la avenida Fernando Abril Martorell acompañada de la polémica. El origen de la controversia se encontraba en el hecho de que la consellera de Sanidad, Carmen Montón, diera a conocer el nombre de la persona que ocuparía el puesto antes de la convocatoria pública.

Las críticas

En ese momento, septiembre de 2015, saltaron las críticas del PP y Ciudadanos. Los dos grupos políticos consideraron que se creaba un «concurso a medida» para directivos ya designados. También hubo reacción de los profesionales. Los médicos valencianos también se manifestaron mostrando su «extrañeza» ante el nombramiento.

La convocatoria pública llegó una semana después y con posterioridad llegaron las declaraciones de la consellera, que señaló que les había llevado «dos meses» adoptar las decisiones tras haberse encontrado con una «situación enmarañada» en relación con los nombramientos. Mes y medio después, a principios de noviembre, llegó la propuesta del departamento autonómico: Mónica Almiñana.

A ello siguió el anuncio por parte de la doctora Mayte Lázaro, que optó a ocupar ese puesto, de que estudiaba acciones legales contra la resolución que propone a su contrincante para ocupar el citado puesto de gestión en la sanidad pública valenciana.

Días después llegó la formalización de se anuncio con la interposición del recurso que ha desencadenado la situación a la que se enfrenta la Conselleria de Sanidad.

El recurso se planteó contra la resolución de la Conselleria de Sanidad por la provisión de la plaza de gerente para el centro sanitario. Pero también contra una decisión adoptada por el director general de Recursos Humanos en el mismo proceso de designación.

En concreto Mayte Lázaro recurrió la resolución en la que se hacía pública la composición de los miembros de la comisión de valoración para la provisión de la plaza que finalmente tuvo como titular a la exsenadora catalana, la actual gerente de La Fe.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate