Las Provincias

Cae una red que distribuía cocaína entre Madrid y la provincia de Alicante

  • La operación se salda con trece detenidos acusados de trasladar la droga de madrugada en vehículos que tenían habitáculos para ocultar la mercancía

La Policía Nacional ha detenido a trece personas acusadas de integrar una organización dedicada a distribuir cocaína en vehículos provistos de habitáculos ocultos desde Getafe (Madrid) hacia el sur de España y la Comunitat Valenciana, en concreto Alicante. Según informó ayer la Jefatura Superior de Policía de Madrid, los detenidos están acusados de delitos contra la salud pública y blanqueo de capitales, y la investigación continúa abierta.

Los agentes tuvieron conocimiento de la existencia del grupo delictivo el pasado mes de marzo, pero las altas medidas de seguridad adoptadas por los arrestados dificultaron el trabajo de investigación. El primero en ser identificado fue el presunto cabecilla de la banda, quien sin tener actividad laboral reconocida realizó la compra de un coche de alta gama a su nombre y poseía una gran cantidad de alojamientos por toda España, además de una extensa flota de vehículos.

Más tarde, los agentes identificaron al resto de los presuntos miembros del entramado en la localidad madrileña de Getafe, donde organizaban y preparaban los envíos de droga. Su método de actuación, según se desprende de las indagaciones policiales, consistía en ocultar entre uno y cinco kilos de cocaína dentro de vehículos a los que habían provisto de habitáculos secretos, para luego recorrer las provincias de Cádiz, Málaga, Sevilla, Huelva, Alicante, Toledo y Plasencia (Cáceres).

Los viajes se realizaban a altas horas de la madrugada, mientras que los intercambios tenían lugar en el interior de garajes privados o comunitarios, donde los traficantes de cada localidad adquirían el producto y posteriormente vendían la droga en pequeñas dosis listas para el consumo, según fuentes policiales. Los cabecillas del grupo blanqueaban el dinero obtenido por estos medios ilícitos mediante la compra de bienes, según revelan las pesquisas.

Tras proceder a la detención de los trece investigados, la Policía Nacional realizó nueve registros en distintas propiedades asociadas a la banda, en los que intervino cinco kilogramos de cocaína, 35.000 euros en efectivo, cinco vehículos, 20 teléfonos móviles y un falso subfusil.

La investigación, que continúa abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones, ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid, en colaboración con las brigadas de Policía Judicial de las comisarías de Alicante, Málaga, Sevilla y de Talavera de la Reina (Toledo).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate