Las Provincias

Arrestan a un menor por pintar grafitis en vagones del TRAM y atacar a un vigilante

Una agente, junto a un convoy del tranvía.
Una agente, junto a un convoy del tranvía. / CNP

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la Policía Local de Alicante, han detenido a un menor de 17 años que entró en el recinto cerrado del tranvía Alicante-Benidorm y pintó varios grafitis en uno de los vagones del TRAM, según informó ayer la Comisaría Provincial. Los hechos se produjeron en torno a las 5 de la madrugada, cuando el chico accedió a la instalación junto a otro joven saltando una valla perimetral y firmaron «con su seña de identidad» la pintada.

En ese momento fueron sorprendidos por el vigilante de seguridad, que les recriminó la actitud. Los jóvenes, lejos de cesar en su empeño, le arrojaron piedras y le obligaron a refugiarse en una oficina cerrada para no resultar herido. Una vez consiguieron encerrar al vigilante, utilizaron un extintor para romper el cristal de la oficina donde se refugió el guardia para introducir la boquilla y rociarle con el contenido, creando una nube de gas en el interior que obligó al vigilante a salir del local para poder respirar.

La Brigada de Información es la encargada de investigar los actos de vandalismo, y en este caso concreto a los responsables de los grafitis. Los agentes lograron concretar la identidad del arrestado gracias a la firma de autoría, el denominado 'TAG'. Se trata de una seña de identidad que utiliza siempre y que estampa en cualquier tipo de grafiti. El detenido era menor de edad en el momento de cometer los hechos, por lo que de todo lo actuado por la Policía se ha dado cuenta a la Fiscalía de Menores de Alicante. Al joven se le han imputado los delitos de daños y atentado a agente de la autoridad.