Las Provincias

Suma cierra 2016 con más de 2 millones de ahorro

Suma cierra el año con más de 2 millones de euros de ahorro

  • La entidad anuncia nuevas mejoras en los costes para 2017, como la rebaja del 40% del precio de gestión del impuesto de plusvalías

El organismo tributario de la Diputación de Alicante, SUMA, ha cerrado el año 2016 con un ahorro en el gasto de más de dos millones de euros respecto a 2015, gracias a las nuevas medidas de eficiencia impulsadas por el actual equipo directivo a través de una firme apuesta por la economía digital, la optimización de los recursos y la economía colaborativa.  

 

Concretamente, el organismo autónomo, que se encarga de gestionar y recaudar los tributos municipales de prácticamente la totalidad de los ayuntamientos de la provincia de Alicante, ha reducido sus gastos en 2,39 millones de euros. Durante el pasado ejercicio, SUMA desarrolló una estrategia de contención del gasto que se prolongará durante 2017 y que persigue aumentar la eficiencia con el objetivo de reducir los costes a los ayuntamientos y mejorar el servicio a todos los contribuyentes.

 

En este sentido, cabe destacar que la previsión de resultados ya permitió a la entidad aprobar una rebaja del 40 por ciento en el coste de gestión del impuesto de plusvalías. Este importante recorte, que ha entrado en vigor este año, repercutirá directamente en beneficio de los 120 ayuntamientos que en la actualidad tienen delegada en Suma la recaudación de sus plusvalías, y se aplicará asimismo de forma automática a los municipios que, en cualquier momento, decidan acogerse a la gestión de esta tasa.

 

La mejora progresiva de los costes para los consistorios, en el marco de un organismo más eficiente y competitivo, fue uno de los retos que el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, encomendó al actual director general de Suma Gestión Tributaria, Manuel Bonilla. De esta forma, tras haberse acometido una importante reducción en la gestión de las plusvalías, en la hoja de ruta del organismo tributario para 2017 está mejorar los costes de gestión de otras tasas.

 

En esta misma línea se ha manifestado Bonilla, quien ha destacado que “a lo largo de 2017 concentraremos todos los esfuerzos para posibilitar nuevas bajadas de precios, poniendo el foco en conseguir más calidad para ciudadanos y mejores resultados para los ayuntamientos a un menor coste. Y todo ello está siendo posible gracias a las medidas de eficiencia, innovación y gestión de equipos que estamos implementando y que seguiremos impulsando en adelante”.

 

La sólida situación financiera del organismo, en el marco de una mejora continua de todos sus procesos, le ha permitido asimismo mantener un periodo de pago a todos sus proveedores que ronda los 18 días, muy por debajo de los topes exigidos por ley.