Las Provincias

«No nos preocupamos por aprender inglés hasta que nos hace falta»

  • La Comunitat Valenciana está a la cola en nivel de la lengua de Shakespeare, según la universidad de Cambridge

En la jornada del jueves se hizo público el IV Informe de Cambridge University Press España, según el cual el 44% de los españoles admiten que tienen un nivel deficiente de inglés (bajo o muy bajo).

Por contra, el 22% de los encuestados en nuestro país considera que tienen un nivel alto o muy alto, una cifra que desgranada por autonomías sitúa a Madrid (31%) y Cataluña (28%) en cabeza, y que deja a la Comunitat Valenciana en la parte baja de la clasificación (17%).

“La persona media que estudia inglés, si no tiene un objetivo concreto o una necesidad para utilizar la lengua, es fácil que no preste al aprendizaje la atención que necesita”, explica Ximo Espinosa, responsable de exámenes de Lenguas Vivas Exams, uno de los centros oficiales examinadores de Cambridge University en Valencia

“Los que nacieron en la década de 1990, cuando tengan treinta o cuarenta años, serán personas funcionales respecto al inglés, algo que a los que ahora tenemos esa edad no lo hemos conseguido todos, porque en nuestra etapa educativa no hicimos lo que debimos haber hecho”, asegura en declaraciones a Lasprovincias.es.

“Las destrezas de producción, generar comunicación hablada y escrita, son las que más cuestan, y en general la oral, expresarse verbalmente suele ser lo que más difícil resulta a todo el mundo; por contra, lo más fácil es leer”, señala Espinosa. “También cuenta el factor vergüenza y miedo al ridículo”, ñade.

“Lo más importante es estar expuesto a la lengua inglesa, leer y ver películas en inglés, relacionarte con gente de habla inglesa, acudir a intercambios de conversación y viajar; cuando estás en contacto con la lengua que quieres aprender, es mucho más fácil”, aconseja el responsable de Lenguas Vivas Exams.

“Sin el inglés, te privas de hacer muchas cosas, no tienes acceso si no posees un conocimiento de la lengua inglesa elemental”, concluye Ximo Espinosa.