Las Provincias
El camión que causó la muerte de 87 personas en Niza el año pasado, tiroteado tras el atentado. :: afp
El camión que causó la muerte de 87 personas en Niza el año pasado, tiroteado tras el atentado. :: afp

Mandos policiales de la Comunitat Valenciana reciben cursos en Madrid para desactivar atentados con camiones

  • Los responsables de Guardia Civil y Policía Nacional se instruyen en seminarios de Interior para evitar ataques e interceptar a los autores

Las precauciones de los especialistas de la Policía Nacional y Guardia Civil para blindar las grandes ciudades en plena alerta terrorista nivel 4 no cesan. Las instrucciones de Interior para ello son constantes. Si a finales del año pasado agentes de Seguridad Ciudadana de Valencia empezaron a recibir cursos 'amok', seminarios de formación especializada para responder ante posibles ataques de lobos solitarios (terroristas que actúan por libre sin estar integrados en célula yihadista alguna), como ya avanzó LAS PROVINCIAS, la medida va ahora dirigida a las cúpulas de las Fuerzas de Seguridad. Según ha podido saber este periódico, mandos de la Policía Nacional y la Guardia Civil de la Comunitat están recibiendo cursos en Madrid para perfeccionar una doble respuesta: evitar atentados con camiones sobre muchedumbres, el último método más empleado por terroristas del Daesh, o en caso de que llegaran a cometerse, neutralizar a los radicales y desplegar una contundente 'operación jaula' que permitiera atrapar al autor y sus posibles cómplices.

El principal objetivo de la formación es depurar los mecanismos preventivos, las labores de investigación que sirvan para detectar posibles planes de este tipo y desactivar la comisión de este tipo de atentados. En esta línea, la monitorización de redes sociales o el control de la posible radicalización de la comunidad islámica asentada en las grandes ciudades son dos de los focos de actuación.

Sobre el terreno, como ya señaló este periódico, los especialistas de los grupos antiyihadistas de las brigadas de Información han recibido instrucciones de peinar empresas de alquiler de camiones de la Comunitat, con tal de controlar documentación de los usuarios, identidad de los conductores que rentan los vehículos pesados y constatar cualquier indicio que pueda levantar sospechas de actividad islamista.

Los grupos de Seguridad Ciudadana y de Información centran la mayoría de los esfuerzos de formación y especialización antiterrorista por parte del Ministerio. Los agentes de la primera unidad, por ser los que más tiempo pasen en la vía pública, integrantes de patrullas y encargados de la mayoría de identificaciones a diario. Los segundos, por ser antaño los grandes especialistas en la lucha contra ETA y hoy los responsables de vigilar al yihadismo. «Llevamos una gran ventaja a las Fuerzas de Seguridad de Europa. Algo de bueno tiene la experiencia contra la banda etarra», destaca un especialista en la materia integrado dentro de la Guardia Civil de Valencia.

Los cursos 'amok' impartidos a agentes están siendo recibidos de manera progresiva por agentes de Seguridad Ciudadana. El objetivo, estudiar una respuesta rápida, «en grupo de dos, tres o cuatro policías, según los efectivos de que se disponga», ante un posible ataque terrorista de lobos solitarios en la Comunitat. Las técnicas 'amok' son las más especializadas para responder a atentados cometidos por radicales en solitario, impartidas tanto por Fuerzas de Seguridad como por parte de consultoras privadas de seguridad. «Los agentes asimilarán y pondrán en práctica las herramientas necesarias para enfrentarse a una situación en la cual uno o varios individuos intenten causar el mayor número de víctimas en un lugar determinado, sin atrincherarse ni tomar rehenes», como explica UC Global Security Consulting, una firma privada de seguridad que imparte este tipo de formación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate