Las Provincias

La Abogacía de la Generalitat se personará en la investigación a Ribera Salud

    Hospital de La Ribera, en Alzira.
    Hospital de La Ribera, en Alzira. / FRANCISCO GARCÍA
    • La investigación que dirige el juzgado de Instrucción número 4 de Valencia se dirige a la empresa b2b, que supuestamente facturó comisiones a laboratorios que vendían sus productos en hospitales públicos

    El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha ordenado a la Abogacía de la Generalitat que solicite su personación como acusación particular en la investigación abierta a la concesionaria de Sanidad Ribera Salud por el supuesto cobro de comisiones por prótesis y otros productos médicos.

    Puig ha realizado este anuncio en el pleno de Les Corts Valencianes, en respuesta a una pregunta del portavoz de Compromís, Fran Ferri.

    La investigación que dirige el juzgado de Instrucción número 4 de Valencia se dirige a la empresa b2b, creada por la concesionaria de cuatro de los cinco hospitales de gestión privada de la Generalitat (Ribera Salud), que supuestamente facturó comisiones a laboratorios que vendían sus productos en hospitales públicos.

    "La Generalitat colabora con la justicia y la semana pasada remitió toda la información solicitada por el juez instructor, además de otra documentación adicional que puede ser útil. La mera sospecha de que los intereses comerciales han estado por encima de los asistenciales es suficiente", ha manifestado Puig, quien ha insistido en que no renovará la concesión sanitaria de Alzira.

    "Hasta ahora no había control efectivo de las concesiones, ni sobre la calidad de su servicio ni sobre cuestiones económico-financieras. Había 24 liquidaciones pendientes, sólo la concesión de Torrevieja estaba al día, y eso supone dejar de recuperar cientos de millones que podrían haber ido a mejorar la salud pública", ha agregado el president.

    Fruto de "medidas de choque" aplicadas por el Consell, "en las próximas semanas estarán acabadas las primeras auditorías de gestión de toda la historia" sobre estas concesionarias.

    Asimismo, Puig ha informado de que la Intervención de la Generalitat y la Sindicatura de Comptes están elaborando informes financieros al respecto, cosa que "hasta ahora nunca habían consentido" las empresas responsables de las concesiones.

    El portavoz de Compromís, Fran Ferri, ha lamentado las "tropelías" en materia sanitaria que "consintieron los Gobiernos de todos a la cárcel", en alusión a los del PP.

    "Ahora se investiga el 'modus operandi' de Ribera Salud, que al parecer compraba material sanitario y exigía el pago de comisiones por esos productos", ha agregado.

    "Parece ser que lo más importante a la hora de decidir qué se compraba no era el precio sino la comisión, y todo eso en virtud de un contrato confidencial que escapaba al control de la Administración", ha añadido.

    Ferri se ha preguntado cómo una empresa con apenas cuatro trabajadores, en referencia a b2b, pudo facturar más de un millón de euros entre 2011 y 2014 y 4,5 millones en 2015, con un beneficio neto de 3 millones de euros.

    "Hemos de hablar de este caso, pero también del sistema que permitió que dos empresas privadas hiciesen negocio con dinero de la sanidad pública", ha añadido.

    Para el portavoz de Compromís, ha sido el modelo del PP "el que ha permitido que esto pase, no contentos con saquear los fondos de Cooperación, el Palau de les Arts o desviar dinero de colegios públicos, también instaló un modelo de mangarrufas en la salud de todos los valencianos".

    "Si tenemos dudas basta con mirar a quiénes elegían como consellers: Manuel Cervera, Luis Rosado, Vicente Rambla, Serafín Castellano... todos imputados, y Rafael Blasco en la cárcel".

    Puig ha realizado este anuncio en el pleno de Les Corts Valencianes, en respuesta a una pregunta del portavoz de Compromís, Fran Ferri.

    La investigación que dirige el juzgado de Instrucción número 4 de Valencia se dirige a la empresa b2b, creada por la concesionaria de cuatro de los cinco hospitales de gestión privada de la Generalitat (Ribera Salud), que supuestamente facturó comisiones a laboratorios que vendían sus productos en hospitales públicos.

    "La Generalitat colabora con la justicia y la semana pasada remitió toda la información solicitada por el juez instructor, además de otra documentación adicional que puede ser útil. La mera sospecha de que los intereses comerciales han estado por encima de los asistenciales es suficiente", ha manifestado Puig, quien ha insistido en que no renovará la concesión sanitaria de Alzira.

    "Hasta ahora no había control efectivo de las concesiones, ni sobre la calidad de su servicio ni sobre cuestiones económico-financieras. Había 24 liquidaciones pendientes, sólo la concesión de Torrevieja estaba al día, y eso supone dejar de recuperar cientos de millones que podrían haber ido a mejorar la salud pública", ha agregado el president.