Las Provincias

La Policía desarticula una banda especializada en asaltar viviendas

vídeo

Un agente inspecciona un vehículo de los sospechosos. / Policía

  • La operación se cierra con nueve detenidos, que suman entre todos más de 200 arrestos, y el esclarecimiento de una treintena de delitos

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal, compuesta por nueve personas de nacionalidad argelina, especializada en los robos en viviendas. Los arrestados presuntamente sustraían dinero, joyas y vehículos y los vendían en establecimientos de compra de oro u objetos de segunda mano o bien los sacaban de España por medio de la ruta de ferry Alicante-Orán.

Según la Policía, la operación se inició a finales de agosto cuando los agentes investigaban en Alicante un asalto violento en plena vía pública cometido por un varón, que también estaba implicado en otro delito de lesiones graves. El hombre se había ocultado en un domicilio alicantino a la espera de poder huir a Toulouse (Francia). Tras su detención e ingreso en prisión, los investigadores pudieron comprobar que esta persona formaba parte de una organización delictiva dedicada a la comisión de robos con violencia, robos con fuerza en domicilios e incluso a las detenciones ilegales, cometidos tanto en Francia como en España.

Así, se identificó al resto de los presuntos miembros de la red y se comprobó que se trataba de un grupo altamente organizado y especializado en asaltar viviendas. Parte de sus integrantes se ocupaban de la comisión directa de los robos y otra de vigilar las inmediaciones con el fin de alertar de la presencia policial, mientras el resto se encargaba de la logística. También se comprobó que en todas sus actuaciones tomaban altas medidas de seguridad, sobre todo en los desplazamientos, para evitar ser descubiertos por la Policía.

Los autores realizaban una inspección previa a los domicilios en los que perpetraban sus golpes para esquivar la presencia de testigos que los pudieran identificar. Una vez elegida la vivienda y el momento mejor, reventaban el bombín y entraban para sustraer dinero, joyas y diferentes artículos de valor, que posteriormente vendían en establecimientos de compra de artículos de oro o de segunda mano, o bien le daban salida a través de la ruta de ferry Alicante-Orán.

Los agentes localizaron a los sospechosos tras desplegar varios dispositivos. El operativo se inició en octubre y finalizó la semana pasada cuando se detuvo a nueve integrantes: ocho en Alicante y uno en Barcelona. Se trata de siete varones y dos mujeres de entre 20 y 56 años. Los supuestos autores de los robos utilizaban habitualmente documentaciones falsificadas francesas y varios de ellos tenían órdenes de detención e ingreso en prisión de distintas autoridades judiciales. Uno de ellos había sido expulsado judicialmente por la comisión de delitos y había regresado con la intención de reintegrarse en la organización y continuar su actividad ilícita, según fuentes policiales.

Completados los arrestos, se efectuaron tres registros domiciliarios en Alicante, donde los agentes intervinieron cuatro vehículos que fueron sustraídos de cuatro viviendas diferentes, multitud de relojes y joyas robadas, abundantes herramientas y dispositivos electrónicos empleados para cometer los robos. Los detenidos, a los que les constan entre todos más de 200 detenciones, fueron puestos a disposición judicial y seis de ellos ingresaron en prisión, según las mismas fuentes.

Con esta operación se han esclarecido 30 delitos, entre ellos 21 robos con fuerza en interior de viviendas cometidos en diferentes puntos de la provincia de Alicante, Bilbao y Barcelona, además de una tentativa de detención ilegal. La operación ha sido llevada a cabo por la UDYCO de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría de Alicante.