Las Provincias

La mitad de los colegios con amianto siguen sin planes para su retirada

  • La comisión 'Fibrocemento No' reclama a la conselleria que agilice las obras para eliminar estos materiales por su toxicidad

valencia. Cuarenta de los 84 colegios públicos de la provincia de Valencia que tienen amianto en sus instalaciones siguen, a día de hoy, sin una solución para la retirada de este material, que puede resultar tóxico en caso de que se deteriore, por ejemplo, con el paso de los años.

Así se desprende de los datos facilitados ayer por la 'Comisión Fibrocemento No, Gracias', conformada por la Confederación de Ampas Gonzalo Anaya, la Federación de Enseñanza de CC. OO. PV y Esquerra Unida. La entidad mantuvo una reunión con el director territorial de Valencia, Santiago Estañán, para valorar la evolución de los trabajos, y aunque agradeció los avances que se han producido, se le instó a agilizar las actuaciones aprovechando los periodos vacacionales de Navidad, Pascua o verano.

La comisión, que lleva varios años funcionando, tiene como objetivo la eliminación de este tipo de materiales en las escuelas. El compromiso de Educación es retirarlos a lo largo de la legislatura, si bien la organización reclama una planificación que incluya plazos concretos de actuación para todos los centros.

La situación de los 44 colegios restantes es dispar. En seis las obras necesarias se han ejecutado, en cuatro están en proceso, en 12 se han adjudicado y en cinco están ya licitadas. Se espera sacar a concurso en próximas fechas las de otros dos, mientras que las 15 escuelas restantes están en una fase más inicial (redacción de la memoria o del proyecto).

Desde la comisión informaron a Estañán de que siete escuelas que cuentan con este material no aparecen en el listado facilitado ayer con el objetivo de que sean incluidas en la planificación, y le insistieron además en la necesidad de impulsar todas las actuaciones posibles aprovechando las próximas vacaciones navideñas.

Hay que recordar que los trabajos de retirada son complejos y deben acometerlos empresas y personal especializado, teniendo en cuenta que existe el riesgo de que durante la manipulación de los elementos se desprendan fibras que pueden ser inhaladas. De ahí que sea necesario realizarlos cuando no haya alumnos ni personal en los centros.

El amianto puede estar presente en materiales de construcción empleados en tejados (la conocida uralita), en canalizaciones o en depósitos. Fuentes de la comisión explicaron que en los centros de Castellón afectados ya se ha actuado, mientras que en Alicante el listado es bastante menor que en la provincia de Valencia. En el caso de la ciudad, hay consignación presupuestaria para retirar el material a lo largo de 2017. También han sido varias las actuaciones por parte de los ayuntamientos en este sentido.