Las Provincias

Prisión por viajar con medio kilo de cocaína oculto en un asiento de su vehículo

  • Los narcos habían preparado una caleta en uno de los asientos vaciándolo de espuma y a la que colocaron una tapa metálica para dificultar su localización

Dos traficantes que viajaban en coches separados, uno como lanzadera para avisar a su compinche que iba cargado con 496 gramos de cocaína, deberán cumplir una pena de tres años y cinco meses de prisión. La Audiencia Provincial de Alicante los considera culpables de un delito contra la salud pública, por lo que además les impone a cada uno una multa de 30.000 euros, que es el valor que hubiese alcanzado la droga en la calle.

Los dos colombianos circulaban a escasa distancia por la autovía A-7 en dirección a El Campello, donde se encuentra el domicilio de uno de ellos, cuando la Policía Nacional les interceptó con el alijo una vez se encontraban ya en el municipio. Lo habían escondido a conciencia, pero eso no les libró de ser descubiertos. Los agentes hallaron el medio kilogramo de la droga oculto en uno de los asientos del segundo coche. Los narcos habían preparado una caleta en uno de los asientos vaciándolo de espuma y a la que colocaron una tapa metálica para dificultar su localización.

Entretanto, el conductor que debía avisar a su compañero ya había llegado al domicilio en el que iban a depositar la droga. Al advertir que su colega no llegaba, decidió dar marcha atrás en su busca. Sin embargo, lo único que encontró fue el dispositivo policial en el que él también resultó preso.