Las Provincias

Los hoteleros critican la subida de la presión fiscal en 2017

  • Los empresarios señalan que este impuesto tiene una especial relevancia en el sector turístico por la juventud del sector y por su carácter de empresa familiar

La patronal hotelera de Benidorm, Hosbec, emitió ayer un comunicado para denunciar públicamente la reforma del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que contempla la supresión de las deducciones y bonificaciones de las que se benefician los contribuyentes hasta ahora y que desde 2017 significará duplicar el coste fiscal de estos trámites y operaciones.

«A pesar de que los responsables públicos del Gobierno Valenciano intentan extender la idea de que la reforma no supondrá ningún impacto de relevancia, lo cierto es que puede ser tremendamente gravoso en caso de donaciones en vida de empresarios menores de 65 años que pretendan incorporar por esta vía a sus hijos o descendientes», sentencian desde la organización.

Los empresarios señalan que este impuesto tiene una especial relevancia en el sector turístico por la juventud del sector y por su carácter de empresa familiar. «El desarrollo empresarial del turismo español y de la Comunitat tiene lugar en la década de los años 60 y 70 por lo que es en estos momentos en los que se está produciendo los procesos de sucesión empresarial, que van a requerir desde este mismo momento de una cuidadosa y detallada planificación fiscal para poder minimizar el coste en impuestos de dicho proceso», explican.