Las Provincias

La Policía y los bomberos atienden más de 630 incidencias en 8 horas

Un coche, en plena tormenta el domingo por la noche.
Un coche, en plena tormenta el domingo por la noche. / M. MOLINES
  • La ciudad de Valencia registró 24 accidentes de tráfico en la tarde-noche del domingo

La Policía Local y los bomberos de Valencia atendieron más de 630 incidencias durante las ocho horas de mayor intensidad de lluvia en la tarde-noche de ayer, en una tromba de agua sin igual, según el Ayuntamiento, desde 2009 (desde 2007 según los datos de la Agencia de Meteorología) y en la que no hubo graves daños personales ni grandes desperfectos.

Desde ayer y hasta las 11 horas de este lun es han caído 159 litros por metro cuadrado y la red de agua ha canalizado 5,8 millones de litros desde la activación de la emergencia por fuertes lluvias hasta las nueve de la mañana de hoy, según los datos ofrecidos por la concejala de Protección Ciudadana de Valencia, Anaïs Menguzzato.

El sistema de bombeo ha funcionado correctamente, algo "clave" para una ciudad plana como Valencia, y no se ha registrado ninguna incidencia significativa, según ha informado en rueda de prensa el concejal del Ciclo Integral del Agua, Vicent Sarriá.

Esta mañana se han reparado los semáforos averiados y los bomberos continúan trabajando en algunos lugares para achicar agua de garajes y en la inspección de grietas o filtraciones.

Durante las horas de emergencia trabajaron 116 policías y 51 bomberos, mientras 21 miembros de Protección Civil estaban preparados para actuar, aunque finalmente no fue necesario.

De las más de 630 incidencias atendidas, casi 400 se prestaron por parte de la Policía, que hizo 150 atenciones por caídas de ramas o daños fortuitos por agua, y 250 por lluvia, como inundaciones o filtraciones.

Los semáforos tuvieron 41 averías y se atendieron 24 accidentes de tráfico, ninguno de ellos con víctimas de gravedad.

En varios túneles como el de Gran Vía-Ramón y Cajal, Petxina, Ángel Guimerá, Camino de Moncada o Antonio Ferrandis se hicieron cortes intermitentes de tráfico, en función de la intensidad de la lluvia.

Los bomberos, por su parte, realizaron 117 servicios, 66 de ellos por inundaciones o filtraciones, doce por incendios, seis por personas atrapadas en vehículos (sobre todo en la zona de Antonio Ferrandis, en la salida sur) y veintiún salvamentos, la mayoría en ascensores.

Menguzzato ha afirmado que la noche de ayer fue "una de las noches más complicadas de los últimos años" y, aunque para hoy la alerta ha descendido a preemergencia, el Ayuntamiento no baja la guardia.

La mayor concentración de agua se dio en la zona sur de Valencia, donde en nueve horas se acumularon 130 l/m2 según la medición de las estaciones del ciclo del agua, y en concreto fueron 162,5 en la Ronda sur y 159 en la estación de Ibiza.

Ante la situación de emergencia, el Ayuntamiento estableció una actuación coordinada entre la Policía, los bomberos y el servicio 112, y se tenía previsto incorporar un tercer turno de equipos de limpieza que no fue necesario.