Las Provincias

2.000 beneficiados por no tener residencia

La Conselleria de Igualdad pone en marcha una medida para garantizar en 2017 que las personas mayores no atendidos por el sistema público puedan acceder a una residencia a no más de 20 kilómetros de su entorno familiar, mediante una prestación que prevé que beneficie a 2.000 personas. Cuando la Administración no pueda ofrecer una plaza residencial sostenida con fondos públicos, «se le concederá una prestación económica sustitutiva».