Las Provincias

Sanidad investiga dos posibles casos de botulismo en Alicante

Un laboratorio donde se analizan las intoxicaciones alimentarias.
Un laboratorio donde se analizan las intoxicaciones alimentarias. / Sonia Tercero
  • La Conselleria ha retirado una partida de 66 kilos de un pescado seco, el rutilo, procedente de Holanda tras confirmarse una intoxicación en Alemania por el consumo de este producto refrigerado

La Conselleria de Sanidad trata de confirmar a Comunitat Valenciana ha retirado un total de 66 kilos de rutilo, un pescado seco, salado y refrigerado, después de la alerta de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) al conocerse una intoxicación por botulismo en Alemania por consumir este alimento. Fuentes de la Conselleria de Sanidad confirmaron a Efe que ya se ha procedido a la retirada de todo el producto y de la existencia de dos personas en la provincia de Alicante afectadas por «un cuadro aparentemente similar», aunque todavía no hay confirmación de que sea una intoxicación por el consumo de este alimento.

Al respecto, Aecosan ha señalado que ha tenido conocimiento por parte de las autoridades de la Comunitat Valenciana de un brote de intoxicación alimentaria con dos adultos afectados, aunque solo uno se encuentra hospitalizado, con el antecedente común, entre otros alimentos, de consumo de rutilo seco, salado y refrigerado.

La Conselleria ha indicado que en la Comunitat Valenciana se ha retirado todo el producto de establecimientos de Castellón, así como de Gandia y Valencia, en la provincia de Valencia, y La Nucia, Orihuela, Dènia, Torrevieja, Benidorm, Altea y Alicante, en la provincia de Alicante. Además, han hecho un llamamiento para que las personas que hayan adquirido este producto, que se abstengan de consumirlo y se deshagan de él.

Según Aecosan el rutilo retirado has sido producido en Holanda y distribuido desde el establecimiento de Alemania Mnoolith Süd a Cataluña y la Comunitat Valenciana.

De hecho, también la Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPC) ha comenzado a retirar preventivamente de la comercialización el rutilo relacionado con los tres casos de botulismo -el de Alemania y los dos de Alicante-. En la etiqueta del pescado aparece la marca de identificación NL 6114 EG y ha sido distribuido en España por las empresas Monolith Alimentos España Sur (Valencia) y Monolith Alimentos España Norte (Cataluña).

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) del Ministerio de Sanidad ha recibido una alerta europea por intoxicación botulínica en Alemania. Según informó el departamento de Salud de la Generalitat, en el caso de Cataluña, en cuanto se ha recibido notificación de la alerta, la ASPC ha activado el protocolo establecido para estos casos y, en aplicación del principio de precaución, ha iniciado las actuaciones oportunas para obtener la distribución y requerir la no comercialización del producto hasta terminar las investigaciones.

El producto, que ya se está retirando, ha sido distribuido en pequeñas cantidades de entre 1 y 3 kilos en diferentes establecimientos alimentarios de las poblaciones de Barcelona, Badalona, Sabadell, Salou y Lleida.

Según la ASPC, en total son 19 kilos de producto afectado y los servicios de vigilancia epidemiológica han sido preparados, aunque no se ha notificado hasta ahora ninguna persona afectada en Cataluña.

Como medida de precaución, las autoridades sanitarias catalanas han aconsejado a las personas que tengan algún envase de este producto que se abstengan de consumirlo.