Las Provincias

Recolección de berenjenas.
Recolección de berenjenas. / M. L.

Bandera del pacto del Botànic para recuperar el territorio

El Pacte del Botànic asumía plenamente en uno de sus puntos básicos el fomento de la agricultura ecológica como instrumento para la recuperación y mantenimiento del territorio de todas las comarcas de la Comunitat y como herramienta para el empleo. Fue el pasado jueves cuando, en Alzira, el gobierno bipartito aplicó a rajatabla su compromiso. La jornada Camp valencià 2.0 fue inaugurada por el president Ximo Puig y la consellera Elena Cebrián. De la clausura se encargó Mónica Oltra, acompañada por el secretario autonómico Rodríguez Mulero y la vicepresidenta de la Diputación de Valencia, Maria Josep Amigó. Al poco de llegar al Consell, Oltra ya presentó, junto a Cebrián, este ambicioso plan para reivindicar el cambio de modelo productivo, otra de las claves programáticas del Botànic. «Se trata de nuestro alimento y, además, asegura que todo esté ligado: la contaminación, la salud de las personas y el coste económico, por lo que es el futuro de la agricultura en la Comunitat», dijo Oltra. Puig, por su parte, apeló a este tipo de cultivo para convertirlo «en un referente en el mercado europeo, pues es un sector estratégico, como toda la industria agroalimentaria como eje de desarrollo del territorio». Cebrián, por su parte, habla de «apuesta por recuperar el tiempo perdido».