Las Provincias

En tiempos de gambas gordas

fotogalería

Desde el puesto de Miguel Portero, en el Mercado Central de Alicante, la dependienta Lola muestra el género a los clientes. / Á. Domínguez

  • Regresa el adelanto de la compra navideña para lograr el mejor género más barato

  • Optimismo entre los comerciantes para la presente campaña festiva, adelantada ayer por el fenómeno del 'black friday'

«Quiero un kilo de carabineros, pero de esos no; de los gordos», pedía una señora ayer al dependiente de un puesto de ultracongelados del Mercado Central de Alicante. A un mes de poner la mesa en Nochebuena y de las reuniones familiares delante de una opípara comida navideña, el ajetreo vuelve a las lonjas de la provincia. El 'black friday' estadounidense también ha cambiado las costumbres españolas y ya supone el inicio de la campaña comercial más importante del año en todo tipo de productos, pero especialmente en la alimentación.

Y parece que estas Navidades vuelven a ser las de las gambas gordas, después de un lustro de apretarse el cinturón ante la galopante crisis que arrastró miles de puestos de trabajo. Los vendedores todavía se preparan para los días más importantes del año, aunque sí es cierto que notan ya más movimiento que otras veces. Los más precavidos ya se acercaban ayer a los puestos para hacer acopio, sobre todo de marisco, uno de los productos estrella de las fiestas. Por kilos se llevaban ayer gambas rojas y cigalas dos matrimonios de jubilados.

No es mala señal, sino todo lo contrario, puesto que significa que vuelve la «compra preventiva», en palabras del presidente de los comerciantes del Mercado Central, Domingo Martínez, veterano en estas lides y conocer como pocos del comportamiento de los clientes.

Explica cómo antes de la crisis ya se compraba a principios de noviembre «para asegurarse el mejor género» a unos precios aceptables, algo que ahora vuelve aunque con un poco de retraso. Y es que el mismo producto se puede encontrar ahora, como poco, un 30% más barato que en la mañana de Nochebuena, si es que todavía llega a la lonja. Lo de adelantar es por seguridad y, también, por economía, pero este factor no es el primordial, al entender de Domingo Martínez.

Este veterano vendedor, no obstante, subrayaba el hecho de que en el último fin de semana de mes había clientes en los puestos, cuando antes «venían siempre a principio de diciembre, con el dinero fresco» de la nómina, sobre todo en los años más duros, a partir del 2011, cuando la recesión había socavado los ahorros y la destrucción de empleo era máxima. Recuerda especialmente Martínez cuando el Gobierno no dio la extra de Navidad: «Ese sí fue duro» para los vendedores, «se notó muchísimo».

No ha cambiado las preferencias de los clientes, sino su disponibilidad, por lo que las mejores unidades vuelan ahora rápido de los mostradores, cuando antes era más progresivo. Ya hay quien ha agotado el producto 'premium' y espera recibir más en próximos días. En palabras de un caballero que esperaba recoger dos kilos de cigalas para hacerlas con merluza en la cena de Nochebuena, «la diferencia está en que quien no puede se lleva dos y quien puede, dos kilos». Obviamente, era de los segundos. La suerte es que puedan haber más personas que se lo permitan.

«Estamos contentos», era el sentir generalizado de los comerciantes del Mercado Central de Alicante, uno de los puntos de referencia en la venta minorista de toda la provincia.

Previsión de crecimiento

El sentimiento de los placeros parece que también es compartido por las instituciones y las empresas. El asesor de Comercio del Ayuntamiento de Alicante, Pedro de Gea, estima que la campaña navideña será muy positiva, con un crecimiento que puede llegar al 10% en la capital provincial, dependiendo del comportamiento de los últimos días. «Tenemos buenos augurios, parece que hemos dejado atrás lo peor de la crisis», vaticinaba ayer De Gea, también experimentado comerciante y expresidente del Colectivo en la capital provincial.

Las empresas de trabajo temporal también confirman estas buenas expectativas. Adecco Consulting espera que se firmen en la provincia 14.600 contratos para la campaña de Navidad. Además, las previsiones hacen pensar que la duración de los contratos será superior a las de los últimos años y es muchos más sectores. Quien se tenga que colocar, al parecer, ya habrá comenzado ayer, con el 'black friday'. Para estas personas, más que negro, será blanco.