Las Provincias

3.000 personas claman contra la violencia machista y piden más implicación al Consell

«Esperaba más de este nuevo Consell». La frase fue pronunciada por Gabriela Moriana, coordinadora del Movimiento Feminista en Valencia y una de las convocantes de la manifestación que ayer congregó a unas 3.000 personas, según la Policía Local, en la manifestación contra la violencia machista que recorrió el centro de la ciudad.

'Por las que están, por las que no, por las que peligran...', 'ens volem vives i lliures' (eslogan de la primera pancarta, tras la que iban víctimas y supervivientes de agresiones), 'no son arrebatos, son asesinatos' o «la falta de inspección en el trabajo doméstico es violencia machista» fueron algunos de los lemas que se corearon y pancartas que se lucieron en el transcurso de la marcha entre el Parterre y la plaza del Ayuntamiento. Una gran mayoría de asistentes jóvenes, aunque con la presencia también de los 'iaioflautas', representantes políticos, sindicatos..., conformaron un crisol que clamó por el fin de la violencia machista con un grito resumido en otro cartel: «El silencio nos hace invisibles, basta ya de callar».

«Atacar a las mujeres es la violencia más brutal de desigualdad. Es una cuestión multidimensional y hay que trabajar en todos los ámbitos. La educación es un elemento muy importante y la política debería incidir en ello», enfatizó Moriana. Carmela, una ciudadana de 53 años asistente a la marcha, subrayó esta importancia de la educación y la necesidad de que la administración se implique: «El Estado debe actuar, sobre todo en concienciar a los más pequeños».

El acto terminó en la plaza del Ayuntamiento, donde se formó en la calzada el símbolo de la mujer con velas y se deposito una flor por cada mujer asesinada, al ritmo de batucada y con un castell como colofón del acto.