Las Provincias

Detienen a un acusado de robar y violar a una mujer tras drogarla

  • La víctima denunció los hechos tras levantarse sin recordar que accediera a mantener relaciones con el chico, que por la noche le dio de beber de su copa en un pub de Alicante

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 32 años acusado de drogar a una mujer para poder mantener relaciones sexuales con ella anulando su voluntad. La víctima denunció que estuvo con el chico la madrugada del 20 de noviembre pasado y este le dio a beber de su copa, según detallaron fuentes próximas a la investigación del caso. Así, la chica, también de 32 años, se despertó al día siguiente en su casa y solo tenía vagos recuerdos de lo sucedido desde las siete y media de la mañana, cuando ambos se fueron juntos. Además, descubrió que alguien le había sustraído 200 euros con su tarjeta de un cajero automático, como detallaron las citadas fuentes.

El arrestado pasó ayer a disposición del juzgado de guardia del Palacio de Justicia de Alicante para explicar lo sucedido, ya que en Comisaría se acogió a su derecho a no declarar y mantuvo completo silencio. No obstante, debido a lo difuso que se encuentran todavía los hechos no se celebró comparecencia para resolver si se adoptaba alguna medida contra el acusado, según apuntaron fuentes jurídicas.

Los testimonios recabados hasta el momento descartan que el reo actuase de forma extraña, como tampoco la víctima, tras haber consumido de la copa supuestamente con la sustancia narcótica. Según han relatado los amigos de la chica, ambos abandonaron el pub de la zona centro de la capital donde se habían conocido en actitud normal. Pese a ello, la joven asegura no recordar haber consentido las relaciones sexuales y si pudo acceder a las mismas debido a un estado de posible vulnerabilidad a consecuencia de una droga.

Las pesquisas siguen abiertas en el juzgado que instruye el asunto a fin de determinar si la perjudicada, que ha reconocido al sospechoso en fotografías, fue drogada. Según fuentes cercanas al caso, será difícil identificar al acusado de sustraer el dinero, ya que en las cámaras del cajero se advierte a un hombre que cubre su rostro con casco y gafas de sol.