Las Provincias

El Clúster de Automoción premia a la ibense CLR por su I+D en gama alta para Audi

  • Junto a los proyectos que desarrolla, también acoge a estudiantes de diferentes tipos de grado para la realización de trabajos finales junto al departamento de I+D+i de la compañía

Ibi es un municipio que ya se conoce casi tanto por ser la cuna del juguete como por concentrar un núcleo industrial destinado específicamente a proveer a la gran industria de la automoción en España y el extranjero. Buena prueba de ello es el premio que concedió el Clúster de Automoción de la Comunitat Valenciana ayer mismo a la empresa CLR de Ibi por, entre otras cosas, algunos desarrollos implantados en vehículos de alta gama como los Audi RS6.

Este Clúster de la patronal de Automoción Avia entregó ayer sus primeros premisos, un reconocimiento a las empresas, tanto pymes como multinacionales que operan en la Comunitat y que han contribuido a la creación de un potente sector industrial en torno al automóvil.

Al acto asistió el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, así como el conseller de Economía, Rafael Climent, y el director de Redit, Fernando Saludes. En el apartado de empresa innovadora, el premio ha recaído en su primera edición en la empresa de Ibi CLR, a la que se reconoce tanto su constante apuesta por la innovación como parte de su estrategia empresarial. La compañía, que colabora con diversas universidades españolas, ha desarrollado una máquina de comprobación que es única en el mercado y que permite verificar al cien por cien los parámetros eléctricos, acústicos y de funcionamiento de los abatimientos de los espejos retrovisores, entre otras soluciones técnicas del accionamiento.

Junto a los proyectos que desarrolla, también acoge a estudiantes de diferentes tipos de grado para la realización de trabajos finales junto al departamento de I+D+i de la compañía. Así, estudiantes y project manager de la empresa trabajan conjuntamente. Algunos desarrollos están implantados en vehículos de alta gama como los Audi RS6. Se trata de un mecanismo de regulación de suspensiones que se encarga de interpretar la señal recibida desde el vehículo para activar las válvulas que regulan su dureza.