Las Provincias

El 65% de los centros educativos diseñan campañas contra la violencia de género

  • La Conselleria activará en breve un protocolo para la atención a la identidad de género y la detección de casos de homofobia

El Consejo Escolar Valenciano ha lanzado una campaña que, con el lema 'Repensamos las Relaciones, Representamos otras Realidades', pretende concienciar contra la violencia de género, detectar los principales problemas que están surgiendo entre los escolares y plantear posibles soluciones convertidas en recomendaciones dirigidas a la administración. Durante el pasado curso, el 65% de los centros han establecido programas de prevención de este problema.

Así lo destacó la Conselleria de Educación, que explicó que la campaña consiste en la organización de talleres de teatro-fórum en los que el alumnado representa situaciones cotidianas relacionadas con situaciones de violencia de género y micromachismo. De este modo, los espectadores proponen soluciones a los dramas que se representan.

El conseller de Educación, Vicent Marzà, declaró que «la violencia de género es la punta del iceberg de las desigualdades sexuales y, por lo tanto, sabemos que tenemos que trabajar desde la base y no solo contra el síntoma». Entre las medidas de Educación está la implantación de la figura de coordinador en igualdad y convivencia. Para el desarrollo de estas funciones cada persona coordinadora puede contar con 2 horas lectivas de su horario semanal.

Además, se han promovido protocolos para la detección de casos de violencia de género en el ámbito escolar. Especial énfasis tiene el protocolo que se activará en breve sobre atención a la identidad de género y la detección específica en casos de homofobia o transfobia.

Asimismo, se cuenta con las Unidades de Atención e Intervención (UAI) en cada dirección territorial de la administración educativa. Unidades que son responsables de recibir las consultas e incidencias en relación con la convivencia escolar, de asesorar los centros que lo solicitan, de actuar en caso de una incidencia grave, de coordinar las actuaciones inmediatas, y de hacer la evaluación del proceso y el seguimiento del caso.

A partir de este año las personas orientadoras se han ampliado: en Alicante se ha pasado de 1 a 2 personas; en Valencia de 1 a 3, y en Castellón, donde no había ninguno, ahora hay 1. El Registro Central de Incidencias (PREVI), regulado en 2007 con objeto de registrar y analizar todos los casos de violencia, registra desde el curso 2012 las actuaciones relacionadas con la violencia de género. El pasado supusieron un 3% de las incidencias.