Las Provincias

Un expositor de la última feria de calzado de IFA.
Un expositor de la última feria de calzado de IFA. / M.Segarra

El 'Brexit' hunde casi la quinta parte de la exportación al Reino Unido

  • El calzado del Vinalopó, que en septiembre se dejó un 30% de las ventas por el desplome de Francia, acapara casi toda la caída del negocio inglés en los últimos tres meses

Los principales agentes económicos de la provincia se manifestaron inmediatamente antes y después del referéndum que celebraron los británicos para abandonar progresivamente la Unión Europea. Entre ellas, se produjo la voz contundente del 'lobby' empresarial que preside Perfecto Palacio, que incluso cuantificó en 2.342 millones de euros anuales las eventuales pérdidas si salía adelante el denominado 'Brexit'. Los tres primeros meses de esa votación dejan un panorama desalentador, desde el punto de vista de las exportaciones, que no del turismo. De momento.

Aunque la venta al mercado del Reino Unido desde Alicante apenas representa el 5% del total (210 millones de euros de los 3.855 facturados de enero a septiembre) y los ingleses son los quintos mejores clientes de la provincia (por detrás de Francia, Alemania, Italia y Estados Unidos), la mala evolución durante los tres primeros meses desde la aprobación del referéndum no auguran ningún signo positivo para los sectores económicos. De hecho, las alertas ya se han activado, como destacan fuentes consultadas por este diario en la Cámara de Comercio de Alicante y la propia patronal del calzado de la Comunitat, Avecal.

En septiembre, las exportaciones alicantinas al Reino Unido se hundieron un 18,8% hasta los 20,9 millones de euros. Un retroceso que supera el registrado por los dos principales clientes alicantinos, Francia y Alemania, que fue del 15,7% en ambos casos.

El cambio de tendencia es preocupante ya que confirma una bajada de las ventas alicantinas al Reino Unido no solo en septiembre, sino también en julio y en agosto. Es decir, en los tres primeros meses tras la votación del 'Brexit'. Así, en julio bajó el negocio un 12,1% hasta los 22,4 millones y en agosto un 14% tras anotar 17,4 millones.

En este primer trimestre del inicio de la desconexión europea del Reino Unido ha retrocedido la venta de mercancía alicantina un 14,9% de media, es decir, se ha dejado casi una quinta parte de todo el negocio. En dinero, supone 12,1 millones de euros menos de venta, pese a facturar en ese período 59,8 millones.

Y el asunto no es baladí si se analiza desde el punto de vista de las partidas arancelarias. Según la información facilitada a este diario por la delegación provincial del ICEX del Ministerio de Economía, el sector más damnificado por este evidente cambio de tendencia confirmado por la estadística es el calzado, que ya está sufriendo desde finales del primer trimestre del año las consecuencias de la incertidumbre internacional en la Unión Europea, especialmente en Francia, que es su mayor cliente, donde se ha desplomado en septiembre un 30% de su negocio.

El dato de julio revela que la exportación de calzado alicantino al Reino Unido pasó de 16,2 en el año 2015 a 10,6 millones de euros en 2016; la mala evolución siguió en octubre, al pasar de 10,4 a 6,2 millones de euros; y en octubre ha seguido esa negativa tendencia tras sumar 6,5 millones de euros frente a los 13,1 de hace justo un año.

En total, la exportación alicantina de zapatos hacia el Reino Unido pasó de 39,5 a 23,3 millones de euros, lo que supone un desplome de 16,4 millones. Es decir, se desploma más el negocio del calzado que el de todos los sectores alicantinos que exportan al Reino Unido, que sumó en el trimestre 12,1 millones de euros menos.

Con mucha diferencia, el calzado es el sector que más exporta al Reino Unido. 6,5 millones en septiembre. A continuación, se sitúan las legumbres y hortalizas con 1,5 millones. En este caso, se incrementa desde medio millón de euros de doce meses antes. Pero el otro gran sector que vende en el Reino Unido, el de frutas frescas, también se desploma, al pasar de 2,2 a 1,4 millones en el mismo mes de septiembre. Las dos partidas arancelarias siguientes en importancia son el terciopelo para tapicería y el aluminio y sus manufacturas, que también crecen, al igual que las hortalizas. A continuación se sitúan las conservas y las manufacturas del plástico, que también crecen, aunque apenas representan un millón de euros en cada caso. Y la siguiente son los juguetes de la Foia de Castalla, que se reducen ligeramente pese a representar aún 600.000 euros en septiembre. Fuentes expertas de la Cámara de Comercio de Alicante vaticinan que, de segur esta tendencia, Alicante podría perder más del 10% del negocio del Reino Unido a final de año. El más damnificado sería el calzado, con el 90% del total. Y si la industria del zapato se resfría se constipa toda la exportación al representar 987 millones de los 3.855 en total. Un 25%.

Temas