Las Provincias

Ximo Puig dice que pondría el mismo Consell aunque tuviera mayoría absoluta

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tenía intención de ofrecer ayer un discurso reivindicativo sobre la necesidad de mejorar la financiación de la Comunitat a través de un sistema estatal que supere las autonomías y camine hacia la federalización. Esa era su intención y no quería pisar los múltiples charcos que actualmente salpican a su partido, el PSOE, en la capital. De ahí que durante el desayuno informativo, organizado por Europa Press en el hotel Westin Palace de Madrid, culebrease sin disimulo alguno respecto a los temas que convulsionan Ferraz, sus federaciones (como el PSE vasco) y sus primos hermanos (como el PSC catalán). Aunque, por supuesto, también dejó tiempo para enorgullecerse de su Consell y asegurar que aunque lograse mayoría absoluta volvería a compartirlo con Compromís.

El presidente inició su intervención haciendo un balance muy positivo de la gestión del Consell. Aunque afirmó que no iba a caer en «triunfalismo» llegó a afirmar que se sentía tan «feliz» que incluso en el caso de que el PSPV contase con mayoría absoluta «haría el mismo gobierno que tengo actualmente», una afirmación cuando menos sorprendente a tenor de las manifiestas hostilidades acaecidas entre algunos representantes del Ejecutivo mestizo de socialistas y Compromís. Puig exigió al Estado una política de inversiones más racional y reclamó al Gobierno central que mutualice la deuda de la Comunitat. El jefe del Consell abogó por iniciar un proceso de federalización, donde incluyó un cambio del sistema de financiación que permita «salir del círculo infernal» actual, de tal modo que el reparto del dinero permita a las regiones asumir todas sus competencias.

«No queremos que ninguna comunidad autónoma cargue con errores de anteriores Consells, pero tampoco queremos que los valencianos carguen con un sistema de financiación erróneo», indicó Puig para a continuación reclamar «mutualizar la deuda».