Las Provincias

La Guardia Civil desmantela una red que estafó a 400 agricultores en la Comunitat Valenciana

  • El grupo delictivo logró hasta cinco millones de euros con un entramado de empresas que compraban naranjas con pagarés sin fondos

La Guardia Civil ha desmantelado una organización que estafó unos cinco millones de euros a cerca de 400 agricultores en las provincias de Valencia y Alicante. La red delictiva contaba con un entramado de empresas para comprar naranjas a las víctimas con pagarés sin fondos.

El pasado lunes fueron puestos a disposición judicial siete individuos implicados en esta estafa millonaria. El cabecilla es un español que lideraba el entramado de empresas, junto con varios ciudadanos de Armenia y un corredor de naranjas español. El grupo actuaba con gran planificación y sus supuestas acciones delictivas se dilataban en el tiempo. Los estafadores creaban una empresa con un testaferro mediante la que compraban fruta a los agricultores. Tras la cosecha emitían pagarés que meses después no tenían fondos. La fruta era desviada a otras empresas de su propiedad en la que disponían de otros testaferros, que simplemente ponían el nombre, pero funcionaban guiados por los cabecillas.

A lo largo de varios años repitieron la estafa, cambiando el nombre de las empresas que formalizaban los pagarés que no iban a cumplir con el pago. Sus acciones afectaron a varias comarcas y cada año operaban en una zona concreta. Ofrecían un precio sensiblemente mayor por las naranjas, las recolectaban y daban pagarés sin fondos. Al año siguiente cambiaban de lugar y repetían la estafa.

Los agricultores estafados son de diferentes poblaciones, como Gandia, Sagunto, Xàtiva, Pego, Sueca, Oliva, Sueca, Cullera, Tavernes y Simat de la Valldigna, Benigànim y otros municipios. Durante años su estafa fue extendiéndose por diferentes comarcas, hasta que hace unos meses varios agricultores de la zona de la Valldigna denunciaron varios incumplimientos en el pago de las cosechas. Comenzó así una operación complicada, pero que ha permitido desmantelar el entramado que estafaba a los agricultores.

La Asociación Valenciana de Agricultores presentó varias denuncias que se incluyen en esta operación. Los detenidos fueron puestos a disposición del juzgado de Sueca, que decretó prisión para los tres cabecillas. En la operación se han incautado varios coches, algunos de alta gama, dinero en efectivo, joyas y propiedades fruto de las estafas que han cometido durante años los individuos arrestados. Ahora los agricultores lucharán en los tribunales para recuperar parte del dinero que han perdido.

Los detenidos se enfrentan a varios delitos como estafa, pertenencia a banda organizada, blanqueo de capitales o delitos contra la Hacienda Pública, entre otros. Es posible que existan más agricultores estafados que los que han presentado denuncias, y no se descarta que el daño causado por la organización delictiva sea aún mayor.

La Asociación Valenciana de Agricultores ha colaborado con la Guardia Civil para desmantelar este grupo, y también está ayudando a los afectados a recuperar parte del dinero que perdieron por las estafas.