Las Provincias

Gabriela Bravo, consellera de Justicia hoy en una reunión con el alcalde de Alicante.
Gabriela Bravo, consellera de Justicia hoy en una reunión con el alcalde de Alicante. / A.D

Favide asistió a 1.400 mujeres maltratadas en Alicante hasta agosto

  • Estos datos han sido facilitados hoy por la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, para explicar la reestructuración de estas oficinas que va a llevar a cabo la Generalitat

La Fundación de Ayuda a las Víctimas de Delitos (Favide) de la Comunitat Valenciana atendió a 1.391 mujeres maltratadas entre enero y agosto de este año a través de su red de oficinas de la provincia de Alicante.

Estos datos han sido facilitados hoy por la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, durante una rueda de prensa convocada para explicar la reestructuración de estas oficinas que va a llevar a cabo el Consell.

Las oficinas de ayuda a las víctimas de delitos (OAVD) serán gestionadas directamente por la Generalitat, lo que implicará que se tenga que ejecutar "un ERE extintivo" de la fundación, donde prestan servicio actualmente 33 abogados.

Bravo ha asegurado que deberá abrirse una negociación con el comité de empresa de Favide que contemple la incorporación de algunos de sus trabajadores a la Administración "como personal laboral indefinido no fijo".

"El motivo de este cambio ha sido garantizar los derechos fundamentales de las personas, especialmente de las más vulnerables, para que se sientan escuchadas", ha precisado la consellera.

La provincia contará con dos oficinas centrales en Elche y Alicante en la que trabajarán no solo letrados sino también psicólogos, trabajadores sociales y criminólogos y que darán servicio a toda la provincia.

Además, a las OAVD existentes en otros partidos judiciales (Benidorm, Alcoy, Orihuela, Torrevieja y Dénia) se sumará una más, igualmente con carácter comarcal, en Elda.

La Generalitat ha destinado a esta reestructuración 1,1 millones de euros de presupuesto para el próximo año, una cantidad que se sumará a los 1,5 millones de dotación económica asignada para dicho ejercicio a Favide.

"Queremos proporcionar una asistencia integral y multidisciplinar a las víctimas, así como un plan de actuación y protocolos específicos para cada caso", ha señalado la consellera.

En esta línea, ha recordado que un 80 por ciento de los 3.143 usuarios atendidos por las OAVD alicantinas hasta agosto de este año eran mujeres que mayoritariamente, en 1.391, acudió al servicio tras sufrir un episodio de violencia machista.

Las nuevas oficinas que pasarán a ser gestionadas directamente por la Generalitat prestarán precisamente una especial atención a este colectivo.

Además, estarán coordinadas con los órganos judiciales, la fiscalía, los servicios sociales y las fuerzas de seguridad para desarrollar mejor su labor.