Las Provincias

Atribuye una confesión a un error de traducción

Un acusado británico negó ayer en un juicio celebrado en la Audiencia de Alicante que se hubiese descargado imágenes de pornografía infantil, pese a que la Policía halló en un disco duro en su casa fotos y un vídeo y a que durante la instrucción de la causa confesara los hechos y su arrepentimiento. Aduce que pudo deberse a un error en la traducción.