Las Provincias

La nueva Fuerza de Respuesta de la OTAN hace balance en Bétera del primer año

  • El liderazgo de España ha quedado patente en la Alianza durante este año que está a punto de finalizar, según el Ministerio de Defensa

Los Jefes de Unidades multinacionales que han formado parte de la Fuerza de Respuesta OTAN durante 2016 se han reunido hoy en Bétera, en un encuentro que ha servido para hacer balance de este primer año de la nueva fuerza de respuesta OTAN que se aprobó en la Cumbre de Gales de 2014.

La reunión ha estado presidida por el teniente general Francisco Javier Varela Salas, Jefe del Cuartel General Terrestre Español de Despliegue Rápido de la OTAN, y ha contado con los jefes de las unidades multinacionales que ha tenido bajo su mando en 2016 como jefe del mando terrestre de la nueva Fuerza de Respuesta OTAN (eNRF en sus siglas en inglés).

Según un comunicado del Ministerio de Defensa, de estas unidades destaca la BRILAT "Galicia" VII, que durante este año ha servido de base para la Brigada de Muy Alta Disponibilidad (VJTF), siendo la primera unidad militar de la alianza que alcanza esta capacidad.

A esta reunión ha asistido el teniente general Tim Radford, Jefe del Cuartel General de Alta Disponibilidad Británico, que mandará el componente terrestre de la NRF y VJTF en 2017.

Según las mismas fuentes, el liderazgo de España -y del Ejército de Tierra en particular- ha quedado patente en la Alianza durante este año que está a punto de finalizar, al haber conseguido transformar en una realidad militar plenamente operativa el compromiso que los jefes de estado y de gobierno de la OTAN adoptaron en Gales en septiembre de 2014.

El compromiso pasaba por la creación de una fuerza de respuesta más potente, más ágil, más versátil e interoperable, "en definitiva, una fuerza creíble", según las mismas fuentes.