Las Provincias

Echávarri invita a Pedro Sánchez a venir a Alicante: «Es mi amigo»

Ximo Pug, Juan Carlos Moragues y Gabriel Echávarri, ayer, en Rabasa, esperando al Rey.
Ximo Pug, Juan Carlos Moragues y Gabriel Echávarri, ayer, en Rabasa, esperando al Rey. / Alex Domínguez
  • El exsecretario general comienza el sábado en la localidad valenciana de Xirivella su ronda en agrupaciones socialistas para comprobar sus opciones en un congreso

La localidad valenciana de Xirivella será el sábado la primera parada del coche de Pedro Sánchez en su recorrido por las agrupaciones socialistas de España para comprobar sus opciones de volver a la sercretaría general del PSOE, de la que salió descabalgado a principios de octubre. Que sea en la Comunitat, donde el mando de Ximo Puig está discutido por un sector crítico, no ha hecho sino alimentar el morbo.

Puig fue uno de los dimisionarios del comité federal que obligó a Sánchez a abandonar y siempre ha defendido una clara postura a favor de la abstención. Sin embargo, ni mucho menos, el PSPV es una federación contraria a Pedro Sánchez. El exsecretario general socialista cuenta en la Comunitat con el apoyo de muchos sectores, como el del secretario general en Valencia, José Luis Ábalos, o el del propio alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, que ya no lo oculta. De hecho, ayer le abrió la puerta de la agrupación alicantina a Pedro Sánchez: «Visitará Alicante cuando él quiera», manifestó el regidor capitalino.

No confirmó, en todo caso, que acuda el sábado al primer acto de Sánchez en una agrupación socialista. Se excusó en su agenda institucional.

Gabriel Echávarri nunca ha ocultado su amistad con Pedro Sánchez, forjada en los años que compartieron escaño en el Congreso, a pesar que con ello ha profundizado sus diferencias con Ximo Puig, a quien no le ha entusiasmado la visita de Sánchez a Valencia.

El jefe del Consell comparó ayer al que fuera el líder de su partido con un refugiado tras ser preguntado por la futura visita de Sánchez a Valencia y destacó que el hecho de que «venga gente a la Comunitat está bien» porque «somos tierra de acogida». Al realizar estas declaraciones Puig aseguró que le gustaría que viniese aún más gente y pidió al presidente Rajoy que le dejase traer a los 1.400 refugiados que propuso acoger el gobierno valenciano.

El presidente de la Generalitat se pronunció así en la presentación de las obras de mejora del antiguo hospital militar de Mislata, en donde escenificó que las relaciones entre los dos socialistas no han mejorado desde el cese de Sánchez. Puig subrayó que, aunque le parece bien, no sabía a qué venía el ex secretario general de los socialistas a la Comunitat, que iniciará el próximo sábado su gira por España en Xirivella. Su objetivo, contactar con los militantes y prepararse para volverse a presentar como candidato a dirigir el PSOE.

Pese a todo, el jefe del Consell incidió en que no le preocupa que vaya a hacer Sánchez en Valencia ya que «cada uno es libre de hacer aquello que consideres que es mejor para él o para su partido».

Más le preocupa a Puig que sus críticos se unan y formen una candidatura alternativa para el próximo congreso del PSPV, algo que ya han propuesto destacados dirigentes como la corriente Izquierda Socialista, dirigida por el dimitido Manuel Mata, y ha dejado caer no tan abiertamente el líder alicantino David Cerdán.