Las Provincias

Condenada por introducir en Fontcalent cannabis y cocaína oculta en la vagina

  • La Audiencia rechaza aplicar la atenuante de drogadicción y, además de los tres años de prisión, le impone una multa de 2.500 euros

La sección primera de la Audiencia de Alicante ha condenado a una mujer a cumplir tres años de prisión por introducir en la cárcel alicantina de Fontcalent droga escondida en la vagina. En total, le localizaron siete bellotas de cannabis y 16 gramos de cocaína. La sala la considera culpable de un delito contra la salud pública, por lo que, además de la pena de prisión, le impone una multa de 2.500 euros.

Los hechos sucedieron el 12 de septiembre de 2015 cuando la ahora condenada visitó el Centro Penitenciario de Fontcalent, en Alicante, para comunicar con un interno y entregarle un paquete que llevaba escondido en la vagina con siete bellotas de cannabis, de 67 gramos de peso, y cerca de 16 gramos de cocaína en dos envoltorios.

La defensa de la condenada solicitó que se apreciara la atenuante de drogadicción ya que alegaba que era consumidora de droga desde los 19 años. Sin embargo, la sala rechaza la aplicación de esta circunstancia y explica que la acusada se inició en el consumo diario de drogas posteriormente a los hechos.

Por ello no considera acreditado «que padeciera en el momento de ejecutar la acción delictiva una adicción a la cocaína u otras sustancias», ni que actuara «con su capacidad de motivación penal disminuida por la dependencia al consumo, ni que el consumo de drogas constituyó un factor de etiología criminal relevante y vinculado a los hechos».

No es la primera mujer que se ha sentado en el banquillo este año por tratar de pasar droga al interior del penal alicantino. El pasado mes de enero una mujer septuagenaria fue condenada a un año y medio de cárcel y a pagar una multa de 82 euros por un delito contra la salud pública cometido al llevar pequeñas cantidades de droga a su hijo, recluso en Fontcalent. La sentencia, dictada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Alicante, recogía el acuerdo al que llegaron el día del juicio, la Fiscalía y la defensa al reconocer la mujer que escondía la droga.