Las Provincias

El Poder Judicial inspeccionará a la Audiencia por los retrasos

  • El Consejo examina a una magistrada de la sección Segunda y también revisará la demora de los asuntos de la Quinta

El Consejo General del Poder Judicial realizará dos inspecciones a la Audiencia de Valencia por los retrasos que acumulan dos secciones de Penal. El motivo principal de esta actuación es conocer en profundidad la situación de la sección Segunda donde se concentra el mayor atasco. No obstante, resulta habitual aprovechar el desplazamiento del equipo de la Inspección para comprobar el funcionamiento de otros órganos donde se han detectado también algunas deficiencias.

El mayor problema, sin duda, se asienta en la sección Segunda. LAS PROVINCIAS adelantó recientemente la situación que viven los magistrados de la Sala, que se han visto obligados a solicitar refuerzos para solventar la montaña de asuntos pendientes. El ritmo de trabajo de la magistrada Rosario Fernández es la causa del retraso. Algunas fuentes apuntaron que llegó a acumular sobre su mesa hasta un centenar de resoluciones pendientes, entre sentencias y autos. Además, su inacción llevó incluso a la prescripción de algunas penas de los delitos leves.

No es la primera vez que la magistrada se ve envuelta en una situación de este tipo. En su anterior destino, un juzgado de lo Penal de Gijón, fue expedientada por acumular 148 asuntos sin dictar sentencia. La Sala de Gobierno trató hace un mes el asunto e informó al Poder Judicial de la preocupante situación de la sección. El Consejo ya investiga la actuación y ha solicitado a la magistrada un informe con explicaciones a su demora.

Reparto de trabajo

El problema se detectó a principios de año. Los compañeros acordaron repartirse el trabajo entre los otros cuatro magistrados de la sección. Pero esa medida no resultó suficiente. De hecho, recientemente el Tribunal Superior de Justicia destinó un Juez de Adscripción Territorial (JAT) a este cometido. Las incidencias de la sección Quinta son menores. La Inspección también tiene constancia de ciertos retrasos, aunque no llegarían al nivel de los de la sección Segunda.

Además, fuentes no oficiales concretan las deficiencias en a cierto desorden en la gestión de la Sala que habría derivado en la pérdida de documentación de causas judiciales. Desde el Tribunal Superior de Justicia desmintieron este extremo: "No hay ningún expediente judicial, ni íntegro ni parcial, extraviado". Un magistrado de la sección, José Luis Rubido, se encuentra de baja desde que empezaron a circular noticias relacionadas con el mal funcionamiento del órgano.