Las Provincias

Vuelven a clase los menores detenidos por acoso escolar a una compañera

Dos alumnos se disponen a entrar ayer en el colegio Sagrados Corazones de Alicante.
Dos alumnos se disponen a entrar ayer en el colegio Sagrados Corazones de Alicante. / Alex Domínguez
  • Óscar Cortijo, coautor de un manual de protocolos 'antibullying' en centros, alerta de que las medidas reactivas «no sirven» y aboga por la prevención de este tipo de conductas

Los cuatro menores que la semana pasada fueron detenidos como presuntos autores de un delito de acoso a una compañera ya han vuelto a clase. Así lo confirmó personal docente del colegio Sagrados Corazones de Alicante a los periodistas que ayer acudieron al centro educativo en busca de unas explicaciones que desde el equipo directivo declinaron ofrecer.

Los presuntos acosadores -tres chicas y un chico de 14 años- no se volverán a encontrar con su víctima porque sus padres ya la cambiaron de centro antes incluso de presentar la denuncia después de que su hija sufriera una crisis de ansiedad. El 'bullying' supuestamente se producía en el colegio, en la puerta de su casa, a través de un perfil falso en redes sociales y en el teléfono móvil incluso después de abandonar el centro escolar.

Tras dar a conocer el caso, la Policía destacó el pasado jueves, a través de su portavoz, Marta García, que la respuesta del colegio «ha sido buena, están involucrados y han detectado que existía el problema». «Es un centro muy comprometido y ha solicitado, a raíz de este problema, nuestro apoyo con charlas del plan director» contra el acoso escolar, que la Policía ofrece a escolares entre 11 y 16 años, apuntó.

Los expertos insisten en que precisamente ese es el camino. Óscar Cortijo, coautor del primer manual español dirigido a centros escolares para que puedan desarrollar un protocolo de actuación efectivo, proactivo y de prevención que evite las conductas de acoso escolar, señaló ayer que los recientes casos como el detectado en Alicante, «ponen de manifiesto que las medidas reactivas ante este fenómeno han fracasado, por lo que debemos concienciarnos en acciones proactivas de detección temprana».

Durante la presentación del libro 'Cómo prevenir el acoso escolar. La implantación de protocolos antibullying en los centros escolares: una visión práctica y aplicada', en la sede de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Elche, consideró que «ya con el arresto policial de los adolescentes en Alicante ya hemos dado un paso más y hemos judicializado el acoso, lo que revela que las medidas actuales, centradas en la reacción ante el acoso, no sirven».

Por ello, este especialista, vicedecano del Colegio de Psicólogos de la Comunidad Valenciana y director corporativo de Personas de CEU España, considera que los esfuerzos de los centros educativos y de las familias han de centrarse en la detección y detención temprana, con un enfoque proactivo integral, «ya que los adultos somos garantes de que los colegios e institutos no se conviertan en un campo de batalla».