Las Provincias

Calcina 15 ciclomotores de Telepizza porque despidieron a su novia

Los ciclomotores de reparto y el garaje destruídos por el fuego.
Los ciclomotores de reparto y el garaje destruídos por el fuego. / GC
  • El arrestado, vecino de San Vicente, prendió fuego a los vehículos de reparto en un garaje y también provocó daños en el edificio, que tuvo que ser desalojado

Un hombre de 32 años ha sido detenido en San Vicente del Raspeig acusado de haber incendiado quince ciclomotores de Telepizza en un garaje, un suceso que obligó a desalojar un edificio y que pudo haber sido motivado porque su pareja había sido despedida recientemente de la empresa. El fuego se registró el pasado día 7 en el garaje del edificio donde se encuentra un restaurante de comida rápida Telepizza, situado en el número 84 de la calle Alicante, según informó ayer la Guardia Civil.

Quince ciclomotores estacionados en ese lugar y propiedad de la citada firma quedaron totalmente calcinados, provocando unos daños valorados en 30.000 euros.

Las llamas también causaron desperfectos en el inmueble, aún por valorar, y obligaron a desalojarlo ante la gravedad del incendio, han explicado las mismas fuentes.

Una vez extinguido y ventilado el garaje, los agentes realizaron una primera inspección ocultar y observaron indicios de que el fuego podía haber sido intencionado, por lo que se activó el protocolo establecido para este tipo de casos. El equipo de incendios del Laboratorio de la Policía Judicial de la Guardia Civil de la zona de Valencia se desplazó hasta el lugar del suceso para elaborar un informe técnico policial.

Tras confirmarse la intencionalidad del incendio, los agentes comenzaron una minuciosa investigación, en la que se tuvo en cuenta a un número considerable de personas a las que se tomó declaración, que culminó con la detención del supuesto autor material de los hechos, un hombre de 32 años, a quien se le imputa un delito de daños.

El arrestado, vecino de San Vicente del Raspeig y de nacionalidad española, habría originado el fuego movido por presunto afán de venganza o represalia, ya que, según confirmó la Guardia Civil, su compañera sentimental había sido despedida recientemente de Telepizza.