Las Provincias

Excesos de furia al volante

  • Procesan a tres personas en Alicante por perseguir y amenazar de muerte a otros conductores tras lances en la carretera

Los tribunales de la ciudad de Alicante han mandado a juicio dos causas cuyos procesados mostraron, supuestamente, una desmedida cólera al volante. La Fiscalía solicita, por una parte, diez meses de prisión para una conductora acusada de perseguir a los ocupantes de un ciclomotor y emprenderla a golpes con el vehículo por el hecho de que los perjudicados le afearon un adelantamiento con raya continua. De forma paralela, el Ministerio Público acusa a un conductor y su copiloto de iniciar una persecución a otro conductor para embestirlo y amenazar con pegarle un tiro porque, según ellos, les impactó en un lateral y no se detuvo. Por estos episodios de violencia al volante tendrán que responder los inculpados en un juicio.

La primera de las causas, la protagonizada por una conductora, se remonta al mes de marzo. El suceso se produjo a plena luz del día, ya que fue a mediodía cuando los perjudicados circulaban en la motocicleta por la carretera de la Cementera en Alicante y una furgoneta les pasó a gran velocidad. La acusada y el conductor de la moto se enzarzaron en una discusión por el adelantamiento en una zona que estaba prohibido.

La mujer, unos metros más adelante, frenó para esperarles al tiempo que gritaba «me cago en tus muertos; os vais a enterar, os voy a atropellar», según recoge el escrito provisional de acusaciones del Ministerio Público. Los motoristas avanzaron ante la imposibilidad de dialogar con la conductora, quien supuestamente permaneció 200 metros colocándose en paralelo al ciclomotor invadiendo la línea continua y tratando de cortarles el paso.

Lejos de acabar ahí el tenso episodio, el piloto de la motocicleta trató de escapar por el camino de tierra de la Serreta. Según relata el fiscal, los perjudicados bajaron del vehículo y se escondieron entre unos matorrales para avisar a la Policía al advertir que la procesada no podía avanzar por el exceso de tierra en el firme. El fiscal solicita, además de diez meses de cárcel, una multa de 1.800 euros, la retirada del carné durante dos años y el pago de otros 780 euros por los daños causados a la motocicleta.

Una situación similar sufrió otro conductor cuando circulaba por la calle Chopo de la capital alicantina, cerca de la Avenida de Dénia, cuando de pronto otro vehículo le golpeó por detrás. Lo peor vino después, cuando escuchó a los dos ocupantes gritarle: «¡Para, hijo de puta, que te vamos a pegar un tiro!». El hombre emprendió la huida pero, según el Ministerio Fiscal, el otro coche salió tras él y maniobró a fin de sacarlo de la carretera impactando contra el vehículo de la víctima en varias ocasiones.

El fiscal responsable del caso reclama para el principal acusado una pena de ocho meses entre rejas por un delito contra la seguridad vial y la retirada dos años del carné, así como una multa de 1.080 euros por un delito leve de amenazas. Al copiloto le imputa el segundo cargo y pide para él la misma sanción. Según defendieron durante la instrucción del caso, al parecer, el perjudicado les había impactado con anterioridad al episodio violento y por eso fueron a por él, según detallaron fuentes próximas a la investigación.