Las Provincias

Crean en Valencia la primera asociación de registradores para la mediación

  • Promoverán la resolución de controversias por medios alternativos a la justicia ordinaria, como el arbitraje y la conciliación

Los registradores de la propiedad de Valencia han creado "Conviventia", la primera asociación española de registradores dedicada a promover la resolución de controversias por medios alternativos a la justicia ordinaria, como la mediación, el arbitraje y la conciliación.

La asociación se ha presentado públicamente en un acto en el que, además, cuarenta registradores de la propiedad y mercantiles valencianos han recibido un diploma acreditativo correspondiente a la primera promoción de mediadores registradores, según un comunicado del Colegio de Registradores.

La decana autonómica de los registradores, María Emilia Adán, y la presidenta del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, Pilar de la Oliva, han sida las encargadas de presentar esta iniciativa, junto al decano y presidente del Colegio de Registradores de España, Gonzalo Aguilera.

Adán ha indicado que la asociación nace para impulsar procesos alternativos para la resolución de los conflictos tanto derivados de la propia convivencia, como de las relaciones sociales, laborales, profesionales o empresariales, en especial los surgidos dentro de los ámbitos civil y mercantil de trascendencia patrimonial.

De la Oliva ha destacado el recorrido de la mediación en España en los últimos años y el "firme compromiso" del Consejo General del Poder Judicial por desarrollar este sistema, que "ha demostrado sus beneficios, su eficacia y rentabilidad" en la resolución de conflictos.

Esta iniciativa ha surgido en Valencia, pero con el propósito de ampliarse al resto de España.

La conciliación es una función atribuida por la ley a todos los registradores de la propiedad y mercantiles, en la que el registrador actúa como mediador entre las partes, no como árbitro, si bien puede asesorar o recomendar las posibles soluciones que las partes son libres de aceptar.

Además, el registrador puede recoger el acuerdo alcanzado y certificar su contenido con el mismo carácter de documento público que el resto de certificaciones emitidas por los registradores de la propiedad, mercantiles y de bienes muebles.

Uno de los objetivos de "Conviventia" es la formación de los registradores de la propiedad y mercantiles como árbitros o mediadores, para resolver conflictos en todas aquellas materias en las que por su preparación puedan ser considerados especialistas, tanto en el ámbito civil como hipotecario o mercantil.

Más de cuarenta registradores valencianos se han formado durante el último año como árbitros en el Colegio de Abogados de Valencia y como mediadores por la Escuela Profesional Pro-Mediación, quienes han recibido hoy los diplomas acreditativos, otorgados por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y la Escuela Profesional Pro-Mediación.