Las Provincias

Los padres de la joven de 14 años acosada denunciaron por una crisis ansiedad

  • Alertados por la pediatra, decidieron el cambio de colegio

Los padres de la menor de 14 años de Alicante que ha sufrido un episodio de maltrato psicológico y verbal por parte de tres compañeras y un chico de su clase decidieron denunciar a raíz de que su hija padeciera una crisis de ansiedad.

Así lo ha informado a los periodistas una portavoz de la comisaría provincial de la Policía Nacional de Alicante, Marta García, quien ha informado de que tras esta crisis de ansiedad y alertados por la pediatra, decidieron el cambio de colegio y presentar una denuncia.

El acoso comenzó el pasado curso con humillaciones públicas, hostigamiento e insultos a la víctima, pese a lo cual la joven "no dijo nada" y sufrió "en silencio" la situación.

La portavoz ha alertado de que en un caso como este, en el que se usan las redes sociales para el acoso, la situación se sufre "24 horas al día, 7 días a la semana y 365 días al año", por lo que "hay que concienciar a los padres de que la única solución es la denuncia".

La primera detención se produjo el pasado día 10 y a partir de ahí se produjeron los otros tres arrestos separados en el tiempo.

Los cuatro detenidos, todos de la misma edad que la víctima, han pasado a disposición del fiscal de menores, y ya han vuelto con sus padres o tutores, sin que las fuentes consultadas por Efe hayan ofrecido más detalles por estar este caso "judicializado".

La agente ha relatado que "la víctima no está bien" aunque ha valorado que ya ha dado "el primer paso de evidenciar y exteriorizar el problema", algo "básico" ya que una vez que ocurre esto "hay soluciones".

"El niño asume que se merece el mal trato de sus compañeros, y esto no podemos permitirlo como padres, como educadores ni como Policía. Por eso, exteriorizarlo es el primer paso para dar una solución", ha relatado García.

Desde la Policía creen que "padres y menores" deben afrontar de manera conjunta el uso de las nuevas tecnologías y las redes sociales.

"No se puede prohibir a un hijo que se abra un perfil en Internet, sobre todo cuando existe una absoluta disponibilidad en cualquier sitio: Ellos se tienen que concienciar y entender que lo que hacen tiene repercusión real en su vida, en este caso una detención", ha advertido.

La Policía ha evitado en todo momento desvelar de qué centro educativo de la ciudad de Alicante se trata, y únicamente ha indicado que la respuesta del colegio "ha sido buena, están involucrados y han detectado que existía el problema".

"Es un centro muy comprometido y ha solicitado, a raíz de este problema, nuestro apoyo con charlas del plan director" contra el acoso escolar, que la Policía ofrece a escolares entre 11 y 16 años, ha apuntado la portavoz.