Las Provincias

María Dolores Amorós, Modesto Crespo y Roberto López Abad.
María Dolores Amorós, Modesto Crespo y Roberto López Abad. / Carlos Rodríguez

El juicio a los acusados por la quiebra de la CAM arrancará el 17 de enero

  • La Audiencia Nacional investiga si el último presidente, los directores y cuatro directivos falsearon las cuentas para saquear 47 millones

El juicio a los acusados por el descalabro de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) se celebrará a partir del 17 de enero del año próximo. La Audiencia Nacional ha acordado sentar en el banquillo al expresidente de la entidad que tuvo que ser rescatada, Modesto Crespo, a los ex directores generales Roberto López Abad y María Dolores Amorós, así como a otros cuatro directivos que integraban la última cúpula de la extinta caja. Se trata de la pieza principal de la investigación llevada a cabo por el Juzgado Central de Instrucción 3 de la sede madrileña, cuya titular, la magistrada Carmen Lamela, ordenó en abril la apertura de juicio oral.

Los inculpados deberán rendir cuentas ante las acusaciones por delito continuado de falsedad de las cuentas anuales e información social, estafa agravada, apropiación indebida agravada, falsedad en documento mercantil y manipulaciones informativas. La investigación apunta a que los procesados se embolsaron «indebidamente 47.307.200 euros por diversos conceptos retributivos» como indemnizaciones, complementos variables salariales e intereses relativos al exceso de prima pagada a la aseguradora Caser, como detalló el primer instructor del caso cuando transformó la causa en procedimiento abreviado.

El juez Javier Bermúdez sostenía que de la investigación resulta indiciariamente acreditado que la cúpula de la CAM se dedicaba supuestamente a falsear las cuentas de la entidad en los ejercicios 2010 y 2011 a fin de ocultar la caía al vacío de la misma mientras se llenaban los bolsillos antes de la quiebra.

Junto a los máximos responsables de la entidad, se sentarán como acusados el ex director general de Planificación y Control, Teófilo Sogorb, el ex director general de Inversiones y Riesgo, Francisco José Martínez, el exdirector de Financiación y Gestión de Liquidez, Juan Luis Sabater, el exdirector de Información Financiera, Salvador Ochoa, y el ex director general de Recursos Vicente Soriano.

El Ministerio Público reclama por estos hechos una pena de siete años y medio entre rejas y una multa de 1 80.000 euros tanto para los dos ex directores de la caja como para Sogorb, Martínez. Mientras, para Sabater y Ochoa pide un año y dos meses más una multa de 9.000 euros, al tiempo que para Soriano diez meses de cárcel y 12.000 euros de multa. No obstante, algunas de las acusaciones particulares elevan dichas peticiones de años de prisión.

Los magistrados de la Audiencia Nacional dispondrán de 16 sesiones para escuchar a los acusados y a los testigos y peritos citados por las partes. La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal determinó con su auto del 15 de noviembre los medios de prueba con los que contarán las acusaciones y los reos en el juicio. Por la sala de vistas desfilarán inspectores del Banco de España y responsables de Price Water House Coopers.

En cambio, el tribunal rechaza la comparecencia del director de la Fundación CAM, del representante de la Comisión del Mercado de Valores o de la exesposa de López Abad, tal y como había solicitado la acusación popular, al igual que pruebas documentales que los procesados pretendían aportar para la vista.

La Sala mantiene al Banco Sabadell y a la Fundación CAM, que ejerce también la acusación particular, como responsables civiles subsidiarios, y a la aseguradora Caser como responsable civil directo.