Las Provincias

La entrada de una plaga en cítricos de Sudáfrica dispararía un 22% los costes

La posible entrada de una plaga procedente de Sudáfrica, como la Mancha Negra, ocasionaría un incremento de costes a los citricultores de la Comunitat Valenciana de más del 22% al aumentar los tratamientos, lo que haría prácticamente inviable el cultivo en nuestro territorio, según un estudio de La Unió de Llauradors. A los posibles perjuicios económicos del acuerdo entre la UE y Sudáfrica, que La Unió ya había calculado que están en peligro más de 124 millones de euros por la competencia desleal en los mercados, hay que sumar los que podrían llegar en el caso de que una plaga de las existentes en Sudáfrica se introdujera en los cítricos de la Comunitat Valenciana. Como telón de fondo de la denuncia de este acuerdo, ayer citricultores de La Unió de Llauradors, procedentes de todas las comarcas productoras valencianas, se concentraron junto a sus homólogos de la Unió de Pagesos ante la Representación de la Comisión Europea en Barcelona. Estuvo el secretario Ramón Mampel.