Las Provincias

El tercer carril impedirá que el AVE a Castellón circule a más de 160 km/h

Obras del tercer carril en Puçol. :: damián torres
Obras del tercer carril en Puçol. :: damián torres
  • Los empresarios alertan de la limitación de velocidad hasta que se implante la doble plataforma en la vía

No hay corredor mediterráneo sin doble plataforma. Fue una de las ideas en las que insistieron, hace apenas una semana, los empresarios valencianos -aglutinados en torno a la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE)- durante la presentación de una iniciativa que ha servido para radiografiar el estado actual del corredor mediterráneo y para plantear una serie de reivindicaciones sobre esta infraestructura al nuevo Gobierno de Mariano Rajoy.

Entre ellas, la necesidad de que arranquen ya las obras del corredor mediterráneo como tal, es decir, la doble plataforma diferenciada para pasajeros y mercancías, dado que el tercer carril -actualmente en proceso de instalación entre Valencia y Castellón- es provisional y arrancará saturado, según señalaron tanto el presidente de la Fundación Pro-AVE como el de AVE, Federico Félix y Vicente Boluda, respectivamente. Este último, además, criticó que la segunda y tercera ciudad de España (Barcelona y Valencia) aún no estén conectadas en alta velocidad, por lo que reclamó al Ejecutivo central fecha de llegada para el AVE entre Barcelona y Alicante.

Porque, según los datos que manejan los empresarios, el tercer carril impedirá que el esperado AVE a Castellón (anunciado por última vez por Fomento para el próximo marzo) circule a más de 160 kilómetros por hora, dado que es la velocidad máxima que «pueden alcanzar los trenes en las vías dotadas de tercer carril», según recoge un texto informativo elaborado por el profesor y consultor Xavier Lluch, que ha colaborado con AVE en el desarrollo de la web y el documental sobre el corredor junto al ingeniero industrial Francisco García Calvo. «Con toda probabilidad este será el caso de la línea para el AVE entre Valencia y Castellón», añade.

La mitad que el AVE

Una circulación muy alejada de los 300 km/h que tiene fijado el servicio de AVE como velocidad comercial aunque la máxima se sitúa en los 350 km/h. O del Euromed a Barcelona, que alcanza los 220 km/h. «La instalación de un tercer carril permite iniciar el servicio con trenes de alta velocidad en ancho UIC. Sin embargo, lo hacen con un servicio restringido, no comparable con las características del servicio de alta velocidad como existe entre Valencia y Madrid, por citar un ejemplo, pero que efectivamente podrá mejorar el servicio existente en la actualidad», señala Lluch.

No es el único inconveniente que se encontrará la alta velocidad en la capital de la Plana, cuya llegada está prevista para marzo según el último compromiso del Ministerio de Fomento, pues, con toda probabilidad, afectará al servicio de Cercanías. Como han señalado empresarios y entidades como Ferrmed, por la conexión ferroviaria, que ya está cerca del colapso, pasarán Cercanías, media y larga distancia, alta velocidad y mercancías.

el martes mismo el PSPV de Castellón alertaba de que el servicio «volverá a verse mermado cuando entre en funcionamiento el AVE» y reclamaba, a través del secretario provincial de Infraestructuras, Sergio Bou, la doble plataforma para que todos los trenes «puedan circular sin restricciones de paso». A su juicio, el tercer carril repercutirá «en menos Cercanías pero también en menos mercancías porque la circulación del AVE será prioritaria».

De momento, la línea C-6 de Cercanías recuperó el pasado sábado el número de servicios y frecuencias previo al inicio de las obras del tercer carril. No obstante, los tiempos de viaje han aumentado una media de entre tres y seis minutos aunque en algunos casos alcanzan los quince minutos, según confirmó Renfe.

El motivo no es que otro que las restricciones que aún existen debido a trabajos en Burriana y Villarreal. La previsión es recuperar la duración del trayecto en los próximos meses. Por otro lado, también se ha recuperado el servicio Intercity entre Madrid y Vinaròs durante los fines de semana.