Las Provincias

Rafael Climent interviene en el acto.
Rafael Climent interviene en el acto. / GVA

Un pacto global con el sector comercial «no será fácil»

  • El conseller Rafael Climent asegura que la Generalitat va a prestar atención prioritaria al comercio de proximidad y a los trabajadores porque son los agentes más débiles

El conseller de Economía, Rafael Climent, ha defendido hoy un pacto global de todo el sector sobre las aperturas comerciales, que ha reconocido "no será fácil ni se hará de un día para otro".

Climent ha asegurado, durante una jornada de debate sobre los horarios comerciales organizada por CCOO, que la mejor opción para solucionar definitivamente el problema de libertad horaria es alcanzar un pacto con todo el sector, que es lo que la Conselleria está intentando hacer "desde el minuto cero".

Ese pacto ha de ser global, pero el Consell va a prestar atención prioritaria al comercio de proximidad y a los trabajadores porque son los agentes más débiles, ha asegurado, según informa la Generalitat en un comunicado.

Es una materia, ha dicho, "especialmente sensible" donde se encuentran "enfrentados intereses y perspectivas diferentes", como el pequeño comercio, grandes superficies, consumidores, administraciones y trabajadores, donde todos los agentes son necesarios pero no todos disponen de los mismos recursos.

Por ello, en cumplimiento del pacto del Botánico, la atención prioritaria será sobre el comercio de proximidad, "el más débil", pero el que genera "vida, raíces y convivencia", y sobre los trabajadores del sector, muchos de ellos con contratos precarios, que tienen derecho a la conciliación y que son los que sufren en primera persona la apertura en festivos y domingos.

Al mismo tiempo, ha indicado el conseller, se debe trabajar en una vía de carácter político e intentar cambiar la Ley Estatal de las Zonas de Gran Afluencia Turística (ZGAT), ahora que hay "un panorama parlamentario diferente".

Esta ley ha provocado, en su opinión, "discriminación" entre diferentes centros comerciales de la misma ciudad, "indefensión" de los pequeños y medianos comercios que, como sus competidores más grandes, abren siempre, se ven obligados a abrir, y "un maremágnum jurídico que roza el absurdo".

El grupo Compromís va a presentar una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados para terminar con "el modelo arbitrario" de las ZGAT, que podría "dar seguridad jurídica al comercio y más competencias a las administraciones autonómicas".

El conseller también ha propuesto pedir la anulabilidad de las Zonas de Gran Afluencia Turística, tal y como apunta el Consejo Jurídico Consultivo en su dictamen, una medida que estudian los servicios jurídicos de la Conselleria.

El conseller ha inaugurado una jornada de debate sobre los horarios comerciales, en la que representantes de las administraciones, patronales de comercio, organizaciones ciudadanas y partidos políticos han debatido sobre los pros, contras, y consecuencias de la apertura en domingo y festivos.