Las Provincias

Los colegios siguen sin los administrativos prometidos para evitar cargas burocráticas

Recogida de libros, cuya gestión fue criticada por los directores. :: a. d.
Recogida de libros, cuya gestión fue criticada por los directores. :: a. d.
  • Educación asegura que estas plazas dependen de Función Pública y señala que el personal llegará a los centros a lo largo del año que viene

Los colegios públicos de Infantil y Primaria todavía no cuentan con los auxiliares administrativos prometidos para este curso, que debían servir para evitar la carga burocrática que en la actualidad asumen los equipos directivos. Así lo acreditaron ayer desde la asociación de Directores Adip-pv, que desde hace años reivindica la creación de esta figura ante el aumento de este tipo de labores, desde las relacionadas con el comedor escolar hasta las que tienen que ver con el control contable, por no hablar de los programas nuevos, de innovación o experimentales. La petición se sustenta en que estos trabajos restan tiempo de coordinación pedagógica, sin olvidar que los directores también asumen horas lectivas.

La Conselleria de Educación se comprometió a finales de julio a dotar de administrativos a los 69 centros de tres líneas (tres grupos por curso). Esto es, a los más grandes. Tendrán una dedicación de tres días a la semana, de manera que los dos restantes puedan destinarlos a apoyar a centros próximos con un elevado número de alumnos.

La previsión es que abarquen en total 138 escuelas, una parte pequeña de la red -1.005 colegios- aunque sin duda un comienzo. La opción de cubrir las necesidades de todos los Ceips se vinculó a una mejora de la financiación autonómica.

En cuanto a los plazos para su incorporación, la conselleria dijo que estas plazas serían una realidad a lo largo del ejercicio, aunque es cierto que los directores confiaban en que llegaran lo antes posible. Ayer, fuentes del departamento concretaron que ya se ha realizado el estudio de necesidades y que la medida está en manos de la Conselleria de Hacienda, «que es quien dotará los puestos de trabajo desde el punto de vista presupuestario, y de Función Pública, «que es quien los adjudicará». Además, insistieron en que el proceso está «activado» y que «durante 2017» los auxiliares administrativos se incorporarán a los centros.

Hay que recordar que el compromiso llegó tras un final de curso especialmente estresante para los equipos directivos, pues a las laborales propias del cierre del ejercicio se sumaron las vinculadas a la creación de los bancos de libros, sin olvidar la demora en la convocatoria de las ayudas de comedor y transporte escolar, que se llegó a prolongar hasta los primeros días de septiembre. De hecho, la resolución definitiva de beneficiarios llegó con el curso más que iniciado.

Además, en este arranque también han habido laborales administrativas que bien podrían haberse cubierto con el nuevo personal, como la justificación de las compras de libros de texto para completar los bancos o las ayudas para mejorar los fondos de las bibliotecas escolares.