Las Provincias

Arrestan a un cartero por quedarse correspondencia

  • El empleado postal, de 56 años, almacenaba las cartas y paquetes que le asignaron para el reparto durante los últimos tres años en una caseta abandonada de Monforte

Un cartero de 56 años ha sido detenido en Alicante acusado de un delito de infidelidad en la custodia de documentos por, presuntamente, apoderarse de la correspondencia que le asignaban desde 2013 y que escondía en una caseta abandonada, en la que se halló multitud de cartas y paquetería sin repartir.

La intervención policial se inició tras una denuncia formulada a primeros de este mes por un responsable de la empresa, en la que afirmaba que las cartas no llegaban a sus destinatarios en el barrio alicantino de San Gabriel, ya que, al parecer, el encargado del reparto del correo estaba cometiendo una serie de irregularidades que entorpecían la habitual entrega de la correspondencia.

Los agentes averiguaron que el cartero hacía un uso indebido de la motocicleta propiedad de la empresa: diariamente recorría 50 kilómetros más de lo habitual para desplazarse hasta una caseta abandonada de Monforte del Cid. En ese lugar pasaba su jornada laboral y dejaba toda la correspondencia de la que tenía obligación de su guarda y reparto por los domicilios de su zona de Alicante, según un comunicado de la Policía Nacional.

El pasado día 8, los agentes detuvieron a esta persona por un presunto delito de infidelidad en la custodia de documentos. También aprehendieron en Monforte del Cid 67 cartas y sobres, 228 avisos de llegadas de cartas y envíos postales, una gran cantidad de paquetes postales, diez cajas propiedad de la empresa y un casco de moto con el anagrama de la sociedad. Además, registraron el domicilio del arrestado, ubicado en la ciudad de Elche, donde se incautaron de un paquete postal que contenía unos pendientes de plata dirigidos a una mujer de Alicante, quien declaró luego a la Policía que los había comprado por internet el pasado mes de agosto y que no había recibido el envío.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo de Investigación de la Comisaría de Distrito Centro de Alicante, que ya han puesto al detenido a disposición judicial.