Las Provincias

El ex director general de IFA, Antonio Galvañ, junto al expresidente Manuel Román, en la recepción del recinto.
El ex director general de IFA, Antonio Galvañ, junto al expresidente Manuel Román, en la recepción del recinto. / Alex Domínguez

IFA pide al juez que su exdirector devuelva 66.716 euros de gastos

  • Aunque la Conselleria no descartaba llevar el asunto a la Fiscalía, al final ha optado por la vía civil para recuperar el dinero, que solo en pago supuestamente «no justificado» con tarjetas suma 57.333 euros

La Institución Ferial Alicantina (IFA), asociación sin ánimo de lucro que pertenece al patrimonio público de la Generalitat desde hace dos años, ha decidido optar por la vía judicial civil en lugar de por la penal para reclamar unos supuestos gastos «injustificados» por parte de su ex director general, Antonio Galvañ. La demanda de reclamación de la cantidad de 66.716 euros fue registrada el pasado día 28, aunque el titular de Primera Instancia 1 de Alicante aún no ha tomado decisión alguna, siquiera de la admisión a trámite. El demandado aseguró ayer a este diario que aún no ha conocido la demanda y que la analizará con su abogado, además de que está «tranquilo».

Con un 'agujero' de no menos de 60 millones de euros reconocido por el conseller de Economía, Rafael Climent, la nueva cúpula directiva que lidera José Luis Gisbert, con Antonio Martínez como vicepresidente y Esther Guilabert como directora, ha decidido dar un paso adelante. Reclama por la vía judicial lo que, según la demanda, es un «enriquecimiento injusto e indebido a su favor» calculado en 66.716 euros.

Según la denuncia a la que ha tenido acceso este diario, del total de esos gastos que estarían sin justificar 57.333 corresponden con el uso de tres tarjetas Visa (Premier vinculada a la CAM, Visa Oro de CAM y Visa Business Oro Afinity (Viajes Ecuador), vinculada al Banco Popular. El mayor desembolso fue en diciembre de 2008 con 4.528 euros, aunque hay otros cargos del año 2010 y 2011 que oscilan entre 2.800 y 3.200 euros.

Otro abono «no justificado documentalmente ante los departamentos de Administración y contable de IFA», según la denuncia, se eleva a 1.670 euros mediante reintegros en cajeros automáticos. Cantidades que van de 20 a 300 euros entre los años 2008 y 2011. Además, según la denuncia civil, Galvañ habría dispuesto en efectivo de caja de otros 6.400 euros. Dinero que figura entre los años 2009 y 2012 con pequeñas cuantías también que van de 150 a 800 euros. Además, también se quiere recuperar 1.312 euros en concepto de multas de tráfico (28 en total), en algunos casos con apercibimiento de embargo por la AEAT o con recargo por SUMA. «El pago correspondía al demandado, al ser el usuario exclusivo de los vehículos», añade la demanda. IFA le explica al juez de Primera Instancia que Galvañ fue director desde el año 2005 hasta mayo de 2016, en que fue cesado por la actual cúpula presidida por Gisbert. También le especifica que había dos vehículos que «se le atribuyeron en exclusividad para su uso de director general» a Galvañ. Se trata de un Ford Mondeo 2.5J Titanium entre 2007 y 2010, y otro modelo, el Ford S-MAX TDCi desde 2013 por un contrato de renting. La demanda de reclamación de cantidades también incide en que las tarjetas Visa descritas se le habían atribuido en exclusividad a Galvañ.

IFA le explica al juez la mecánica en la que todos los gastos representativos y como norma general se justificaban al departamento de administración y contable a través de aportación de justificante o solicitud expresa y escrita del director. «No obstante, esto no siempre ocurrió, pese a que el departamento correspondiente interno requería a Galvañ reiteradamente la aportación de la factura del gasto o la petición y firma de la factura», expone. IFA detalla que envió varios burofaxes el 17 de junio a Galvañ para reclamarle los 66.716 euros. Como quiera que no ha satisfecho el pago, pide al magistrado que dicte sentencia, estime íntegramente la demanda y condene a Galvañ al abono de la supuesta deuda, incluidos los intereses de demora y las costas.