Las Provincias

A juicio por intentar robar un coche de alta gama automático que no sabían conducir

  • Se colocaron junto a la víctima cuando el semáforo se puso en rojo para robarle el Mercedes

La falta de pericia al volante privó a tres acusados de poder sustraer un vehículo de alta gama a su conductor. Un juzgado de lo Penal juzgó ayer a los tres sospechosos de viajar en un coche y colocarse junto a la víctima cuando el semáforo se puso en rojo para robarle el Mercedes. Sin embargo, los detenidos vieron frustrado su objetivo porque para su sorpresa el coche era automático y no sabían conducirlo aunque ello no fue óbice para causarle daños en la carrocería e inutilizar el teléfono móvil de uno de los dos perjudicados. La Fiscalía mantuvo ayer la petición de penas de prisión, que oscilan entre 3 y 4 años y en su conjunto suman 10.

Los hechos sucedieron el pasado 20 de marzo a las seis de la mañana en la avenida Óscar Esplá de Alicante de una forma sorpresiva para el perjudicado. Detenido ante un semáforo en rojo, no imaginó que los tres ocupantes del coche contiguo fuesen a increparle y que de inmediato comenzaran a escupir y a causar daños en los limpiaparabrisas y la carrocería. La víctima y su hermano, que también viajaba con él, bajaron del vehículo para tratar de impedir que continuasen con el ataque. Fue en ese momento cuando dos de los acusados presuntamente aprovecharon para golpear a sus víctimas mientras que el tercero se introdujo en el vehículo con la intención de llevárselo.

Sin embargo, los complejos mandos automáticos del coche impidieron al supuesto ladrón escapar de allí con el vehículo. Por esa razón, los sospechosos decidieron robar a uno de los perjudicados su teléfono móvil, valorado en 280 euros, según sostiene el Ministerio Público.

El representante del fiscal pidió al final de la vista que los procesados indemnicen a las víctimas por las lesiones y los desperfectos sufridos en el coche y el teléfono móvil por un importe total de casi 1.500 euros.